Dénia.com
Buscador

En Holanda a ritmo de jazz: el saxofonista Jaume Pineda en “Deniers pel món”

08 de agosto de 2020 - 01:55

Holanda es el lugar de Europa con mayor tradición de jazz. Por eso, Jaume Pineda, un saxofonista dianense de 28 años, lo eligió como destino para seguir creciendo musicalmente. Lleva dos años estudiando en La Haya y empapándose del jazz más clásico para tener todas las herramientas y hacerlo a su manera.

Los orígenes de Jaume

Mientras estudiaba en el colegio Vessanes y después en el instituto Maria Ibars, también aprendía música en la Agrupació Artística Musical y en el Conservatorio de Grado Medio de Dénia. Más adelante, se trasladó a Alicante para cursar en el Conservatorio Superior.

Cómo empieza su viaje

Durante sus estudios superiores, hacía muchas horas de conciertos y empezó a improvisar en un modo de música más actual. Ahí comienza a tocar con The Soulomonics: "Esto era lo que más me llenaba, así que me dije a mí mismo que tenía que estudiar música moderna", explica Jaume.

Fue a una escuela en Benissa con el profesor Lolo García, y estuvo tres años dando clases y preparándose. Asesorado por él, su primera idea era marcharse a la cuna del jazz, Estados Unidos, pero acabó descartándolo por los precios y por las condiciones. Su profesor también le comentó que Holanda era puntera en Europa en cuanto a tradición jazzística. Se fió de su criterio, y tras hacer diversas pruebas en Amsterdam, Rotterdam y La Haya, acabó instalándose en esta última ciudad.

"El primer año es un impacto gordo. Lo que imparten allí es un jazz tradicional, la raíz de la improvisación moderna. Yo no lo había escuchado nunca, no lo había experimentado, así que me costó bastante, incluso llegó a ser frustrante", explica Pineda. Pero fue una decisión acertada: por la experiencia, por hablar inglés y porque el entorno en Holanda en cuanto a jazz es amplísimo.

La vida en Holanda

"Encontrar vivienda es muy difícil. Estuve dos meses buscando alojamiento, y es verdad que en eso puede resultar un poco hostil. Cuesta encontrar a gente que te ayude, porque además, hay muchísima demanda de pisos y los gastos también son mucho más altos", explica Jaume. El 70% del alumnado del conservatorio donde estudia en La Haya es extranjero, así que se comunican en inglés: "No he aprendido nada de neerlandés, aunque considero que debería hacerlo", aclara el saxofonista dianense. "La mayor ventaja de Holanda es que el nivel cultural es una pasada. Hay conciertos y jam sessions todas las noches, así que tienes la oportunidad de probarte cada día del año", explica Pineda.

"En cuanto a calidad de vida, echo bastante de menos el clima y la calidez de la gente española. También soy muy reacio a soltar los horarios de comida: yo empleo tiempo en comer, en hacer ese ritual. Los holandeses se comen una tarrina de hummus caminando por el pasillo con el pan debajo del brazo. Pero yo creo que hay que darle un valor especial. No hay una gastronomía currada, así que yo me cocino como un loco", cuenta el músico.

Su estilo musical

Pineda explica con pocas palabras cuál es su lugar y hacia dónde se enfoca: "Yo me veo como un improvisador, es lo que más me gusta. Mi zona de confort está en el funky, es donde me siento mejor. Yo siempre he tocado muy emocionalmente, con mucha energía. Y el jazz es lo que puede darle a mi música el punto intelectual para completar mi fuerza".

A la pregunta de si volverá en algún momento a Dénia, el saxofonista lo tiene claro: "Acabaré en La Haya y me gustaría irme una temporada a Andalucía a hacer flamenco, o a Sudamérica a hacer música latina. No tengo un plan cerrado."

A continuación puedes ver un fragmento de una actuación de Jaume con la Big Band del conservatorio de La Haya.

¿Quieres conocer a más "Deniers pel món"? Aquí tienes todos los artículos publicados:

1 Comentario
  1. Germanolivencia@gmail.com dice:

    Grande Jaume….


36.042
4.181
9.994
2.030
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.