Dénia reconoce con emotividad a los cuatro vecinos que perdieron la vida en campos de concentración nazis

Los dianenses Asensio Vives Roselló, Jaime Crespo Vengut, José Ramis Grimalt y Vicente Pérez Bolufer, forman parte de la historia más truculenta de la ciudad cuando, durante la Guerra Civil, viajaron a Francia en busca de protección.

Donde buscaban refugio y una nueva oportunidad, se encontraron campos de concentración, como el de Barcalès, Argelès-sur-Mer o Herault, en los que a duras penas sobrevivieron. Pero lo peor estaba por llegar. En 1940, tras la ocupación nazi de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, los cuatro hombres fueron deportados a los campos de concentración de Mauthausen y Gusen, junto a tantos otros.

Este miércoles por la tarde, sus historias fueron protagonistas del sencillo pero emotivo acto que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Dénia. La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, presidió la entrega de azulejos a los familiares de estas víctimas de la barbarie nazi. Un acto que se enmarca en el proyecto Construint Memòria de la Generalitat Valenciana.

El director general de Reformas Democráticas y Acceso a la Justicia, José García Añón, ejerció de conductor del acto, en el que intervinieron el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, y la propia Consellera. En sus discursos, ambos destacaron la importancia de recordar estas historias, que forman ya parte de la historia de la ciudad, al tiempo que coincidieron en la necesidad de reparar el olvido al que han estado condenados durante todos estos años.

Artículos Relacionados

Comentarios en "Dénia reconoce con emotividad a los cuatro vecinos que perdieron la vida en campos de concentración nazis"

*

33.542
3.814

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.