Dénia.com
Buscador

Roo Castillo: «Cuando dije que quería ser actriz, el orientador me dijo que estudiara una carrera con salidas laborales»

01 de marzo de 2020 - 00:01

El próximo sábado se representa en Dénia, dentro de la agenda de la concejalía de Igualdad por el 8M, la obra de teatro @Rita_Trobador. Se trata de un espectáculo que corre a cargo de la compañía Esclafit, muy arraigada a la Marina Alta y a Dénia. Esta obra en concreto, está escrita y dirigida por Joan Nave, nacido en Benissa, el cual también actúa junto a la protagonista: la dianense Roo Castillo. Además, el vestuario es obra de Marc Català, de Benimeli, y la música del compositor dianense Javier Pinto.

Para conocer mejor esta propuesta hablamos con su protagonista, Roo Castillo, la cual lleva tres años recorriendo medio centenar de escenarios con esta obra, en la que da vida a tres fuertes mujeres separadas por siglos, pero no por obstáculos que les toca vencer.

Se podrá disfrutar de la obra el próximo sábado 7 de marzo a las 20:00 en el Centre Social, con entrada libre hasta llenar el aforo.

PREGUNTA. ¿Quién es Rita Trobador y cómo nace?

RESPUESTA. El espectáculo se llama @Rita_Trobador. Está escrito y dirigido por Joan Nave, que es de Benissa, y está interpretado por Joan Nave y por mí. La obra nace porque ya habíamos hecho Joanot que es un monólogo en el que se cuenta la vida de Joanot Martorell y cómo escribió el Tirant lo Blanc. Queríamos hacer otro espectáculo y pensamos que sería una buena idea seguir esa línea de coger un clásico de nuestra literatura y ver qué pasaba.

Entonces yo tenía muchas ganas de hablrs de las dificultades y la vida de una mujer que se dedica a crear. Siguiendo esa línea, decidimos que el espectáculo trataría sobre una youtuber, que sería la que le pondría voz a las mujeres de la actualidad, sobre Isabel de Villena, primera escritora valenciana (del siglo XV), y el otro personaje es un personaje que no existe como tal, pero donde se concentra lo que son las trobairitz.

En el instituto, en literatura medieval, estudiamos a los trovadores del siglo XI y XII. El amor cortés, literatura trovadoresca y todo eso. Normalmente en la asignatura de Valenciano, ya que esto pertenece a la literatura catalana. Resulta que hay una nómina de 400 trovadores que ha sido lo que se ha estudiado siempre, pero también hubo mujeres que crearon, de las cuales solo se conoce el nombre de 20. Y a lo largo de la historia no se ha ido sabiendo nada de ellas porque quien se ha dedicado a estudiar la literatura han sido sobre todo hombres.

P. Entonces, ¿buscáis reivindicar su presencia?

R. Su literatura era muy particular porque escribían poemas de amor muy carnales, bastante subiditos de tono. Cuando se empezó a estudiar por hombres se les tachaba de frescas, y no fue hasta los años 70, cuando las mujeres empezaron a tener más presencia en las universidades, que se atiende más a esta producción literaria.

P. ¿Y los otros personajes?

R. Uno de los personajes es una trovadora del siglo XI, Isabel de Villena, hija del Marqués de Villena. Ella se metió al convento de la Santísima Trinidad de Valencia con 15 años, nombrándola abadesa enseguida. Su personaje es muy curioso porque durante el siglo XV su convento fue el centro neurálgico de los intelectuales valencianos. Se sabe que por allí pasaban Ausiàs March, Jaume Roig, Joanot Martorell, entre otros, a pedirle consejo. A hablar con ella, porque era una tía que desde dentro del convento manejaba muchísimo.

Además, se estudia porque escribió una obra que se llama Vita Christi, que era un tipo de producción literaria muy habitual de la época, contar la vida de Cristo, pero con la particularidad de que ella cuenta su vida solo hablando de las mujeres que le rodean.

En todos los estudios literarios se ha hablado un poco, en lo cual no estoy del todo de acuerdo, de protofeminismo. En plan que ahí había una mujer dándose cuenta de que los personajes femeninos que rodeaban a la figura que veneraban eran importantes. Siendo una obra que alababa a Dios, una obra religiosa, que en cuanto a religiosa no tiene interés para alguien no creyente pero sí en cuanto a primera obra escrita por una mujer de la tradición valenciana, además de esta particularidad.

P. ¿Y luego está Rita?

R. Y luego está Rita, que aparece al principio y al final, aunque esto igual es spoiler, que es una youtuber en la actualidad y quiere estudiar historia. Pero se encuentra con impedimentos muy parecidos a los que se ve en las anteriores escenas del pasado, cuando aquellas mujeres quieren crear, que es que se encuentran una figura masculina para decirles que no lo hagan.

P. ¿Qué va a ver el espectador entonces?

R. Historias de mujeres que quieren crear.

A lo mejor así contado parece una clase de literatura, un torro, pero no se habla de literatura, sino de la necesidad de crear de diferentes mujeres en diferentes momentos de la historia y cómo los baches con lo que se encuentran no son tan distintos, desde el siglo XI hasta el siglo XXI. Siempre aparece una figura concreta con un argumentario muy parecido, esgrimiendo lo que supuestamente es el deber de la mujer, “deberías estar haciendo otra cosa”, bajo el control y supervisión de un hombre. Que él sabe lo que tú tienes que hacer.

P. ¿Son tres historias en las que representáis situaciones o teatralizáis lo que han vivido?

R. Todas tienen parte de ficción.

P. No es ningún monólogo.

R. Somos dos actores que representan 5 o 6 personajes.

P. ¿Es la primera vez que la hacéis a todo el público en Dénia?

R. En Dénia se ha representado para institutos durante los 3 años que llevamos representándola, pero es la primera vez que se hace a público abierto.

P. ¿Lleva tres años?

R. Se estrenó en noviembre de 2017.

P. Creada por Esclafit Teatre. ¿Qué es Esclafit?

R. Es una compañía formada por 2 personas de la Marina Alta, aunque actualmente tiene su sede en Elx y Alacant. Todas las obras que hacemos son, hasta el momento, de producción propia, aunque trabajamos en una próxima obra que ya viene escrita por otra persona. Las demás son de autoría propia. De Joan Nave.

Trabajamos sobre todo en dos vías: la de hacer teatro siempre en valenciano, o bilingüe en valenciano e inglés, para público abierto y la otra es el esfuerzo que hacemos para poder representar las obras ante institutos, porque tiene interés académico en cuanto a que estás hablando de autores valencianos.

Los profesores de valenciano se interesan mucho por nuestros espectáculos. Pero además porque el público adolescente es como el público abandonado y vetado. Es el público más menospreciado que hay. Que la gente cree espectáculos infantiles o de ambiente familiar está bien, que cree para adultos está bien, pero hay un vacío entre medias que es el del público adolescente porque la gente se piensa que las obras que se representan para ellos no tienen sentido ni están al nivel, siendo inferiores que las obras para un público maduro, lo cual no es cierto como compruebas al ver que la misma obra se representa para adultos y para ellos.

Cuando a alguien que no está acostumbrado a hacer teatro para adolescentes le dices que representas muchas veces tus obras para ellos, casi siempre se quedan sorprendidos diciendo que debe ser durísimo, porque se les presupone un mal comportamiento, desinterés… y desde nuestro punto de vista como compañía no tiene ningún sentido. Porque no es así. Hay tan mal público entre adolescentes como entre adultos. El móvil le suena igual a una persona de 60 que a una de 20. Alguien que no entiende que en el teatro no se habla no lo entiende tenga 60 o tenga 15.

Y lo más importante es que es el próximo público. Si tú le das a la ciudadanía en general teatro en su proceso educativo cuando va a la infancia, pero cortas los 8 años que pasas en el instituto, sin crear una costumbre, un gusto, una experiencia positiva de haber ido al teatro, no puedes pretender que cuando tengan 20 quieran ir. Y la próxima generación que viene siempre a hacer las cosas de los adultos son los adolescentes. Ellos serán los futuros espectadores.

Además, en el plano laboral nunca tendrán referencias. Todo esto que se habla ahora con el feminismo de que las niñas deben tener referentes, “tenemos que saber que hay mujeres en la ciencia para que las niñas vean que pueden ser científicas, tenemos que ver a mujeres en el gobierno para que vean que pueden ser políticas, en el deporte, en el fútbol…” Los adolescentes en general tienen que saber que hay actores y compañías, que no son solo las que salen en la tele, que trabajan. Porque si hay alguien de esos 200 que nos ven una mañana que tiene un impulso mínimo de ser actor tiene, durante un rato, un referente. Y si eso se repite durante su proceso educativo pues mejor.

P. ¿Por dónde ha paseado ya Rita?

R. Sobre 50 o 60 veces hemos hecho esta obra ya, desde en Guardamar hasta Villarreal. Mañana y noche para adultos, sin parar. En el teatro Micalet de València, Xixona, San Juan, Mutxamel, San Vicent del Raspeig, Guardamar, en Elx cerrando el festival medieval… La verdad es que la hemos representado muchísimo en un montón de sitios.

P. ¿Cómo suele ser la acogida?

R. Es una obra que tiene una acogida super guay porque, aunque haya dos personajes históricos, tengas o no información previa sobre ellos, al final lo que estás contando es una historia humana, de emociones y vida, y universal.

Hablas de una mujer que está en un castillo y quiere enviarle un poema a su amado pero hay alguien que se lo impide y le dice que no escriba más. De una mujer que quiere escribir un libro y está en un convento de clausura y alguien le dice que no tiene que escribir más, porque es mujer. De una tía, ahora, que quiere irse a estudiar historia y alguien le dice que no, que está mejor cerca de su padre o de su novio.

Da igual que sea una tía del siglo XV de la que no tienes información previa, te puedes sentir identificado igual con la historia de la monja que con la de la chica de la actualidad. La historia que cuentas es universal.

P. ¿Y por qué dirías que es necesaria?

R. Porque ponemos imágenes y palabras a algo que venimos arrastrando de siglos. Y el teatro concretamente, como casi cualquier arte, lo que te invita es a sentir libremente y reflexionar después, si quieres, sin renunciar a pasártelo bien por muy duro que sea el tema, incluso doloroso. Pero durante la experiencia artística puedes disfrutar, que al final estás viendo y viviendo arte.

Pero sí, es necesario porque durante una hora un montón de gente va a estar haciendo el mismo viaje. El problema es cuando eso solo pasa cerca del 8 de marzo. El problema es cuando el programa en igualdad no es transversal. ¡Aunque no es el caso aquí! Nos querían programar para septiembre y no teníamos la fecha disponible. Pero pasa mucho que cuando más demanda tenemos es cerca del 25N o del 8M, cuando el resto del año hace la misma falta.

P. Actuaréis ante vuestro público, el de la Marina Alta. ¿Cómo se vive?

R. En la Marina Alta las obras funcionan de una manera diferente. Mejor. Las coñas entran mejor y el público participa más. Imagino que es porque al final quien ha creado la obra tiene como referente todo esto.

“Mira a ver quién va a llevar la mesa de sonido porque yo lo que quiero es actuar”

Estamos compartiendo mucho más, ya que hemos nacido en el mismo sitio. Tienes más referentes comunes, entonces es más fácil que entiendas mi manera de crear. En Dénia ha sido donde yo he tenido algunos de los mejores bolos para estudiantes.

P. Pero, siendo de Dénia, decidiste probar suerte en Alicante. ¿Cómo te has metido en esto?

R. Empecé en el teatro porque mi profesor de Ciencias Sociales del Chabás me lo propuso, ya que también era el encargado del aula de teatro. Le dije que no quería actuar, aunque me animó a apuntarme para controlar la mesa de sonido. Pero un día, haciendo por casualidad una obra sobre la violencia de género, una chica que actuaba faltó, que hacía un papel muy pequeñito de presentadora de telediario. El profesor me dijo que tenía que salir yo, que no pasaba nada porque tenía que leer la noticia. Me animé y cuando acabé la obra le dije “mira a ver quién va a llevar la mesa de sonido porque yo lo que quiero es actuar”.

A partir de ahí actué en todos los montajes que hicimos, pero al tener que elegir un futuro, cuando dije que quería ser actriz, el orientador del instituto me dijo que estudiara una carrera con salidas laborales y que ya más adelante hiciera lo que quisiera. Como se me daba bien estudiar, y era lo normal, empecé Filología Inglesa. Aunque a mitad de carrera tenía algo que me palpitaba fuerte y no sabía lo que era. Me metí en el grupo de teatro universitario, haciendo otro espectáculo, y cuando acabé la carrera dije que necesitaba hacer eso. Fui a una escuela privada de interpretación que había en Alicante.

Ahí me formé y empecé a currar en algunas compañías. Hasta que me encontré por el camino con Joan, que anteriormente había pasado por el teatro universitario también. Lo conocí por eso, por gente en común. Me contó que se había montado una compañía, que llevaba un año ya. Yo estaba haciendo entonces espectáculos infantiles propios junto a compañeros de la escuela, autoproducidos, consiguiendo vender un par de bolos. Cuando le contesto a Joan, que estaba con la compañía arrancada, me propuso irme con él a currar.

Era justo cuando estrenaba Joanot, donde le ayudé con la producción y empezamos a crear. Ahora, además de interpretar llevo la producción y distribución de la compañía.

P. ¿Ya piensas que tiene salidas? ¿Es fácil vivir del teatro o duro?

R. No es fácil. Pero no es más difícil que otras cosas.

A veces a quien decide dedicarse al teatro se le presupone una heroicidad. Por un lado, es cierto, yo podría haber acabado la carrera, hacer una oposición y estar de profe de inglés en un instituto con mis 14 pagas de 2000 al mes, con mis vacaciones, etc. Pero el hecho de rechazar eso para ser actriz no es más heroico que lo que han hecho mis amigos que han decidido ser biólogos y dedicarse a la investigación, o mi hermana a lo social… ¡o ser periodista! Que al final está igual de maltratado. ¿Es difícil? Sí, pero no es más difícil que otras cosas.

Lo que pasa es que en el caso del teatro tiene sus particularidades: o no está respetada la profesión o está 100% respetada e idealizada. De ti siempre van a esperar que salgas en la tele o que salgas en el cine. El común de la sociedad, por ignorancia o desconocimiento, va a pensar que tú realmente no te dedicas a eso hasta que tu cara no salga en la tele, pero imagino que a ti te preguntarán cuándo vas a escribir en El País. A mí me preguntan que cuándo voy a hacer cine. No contemplan el teatro como una posible opción laboral.

No es más difícil que otras cosas. Es difícil y punto. Tendrás que luchar por ser actriz tanto como para ser periodista o médico. Cada trabajo tiene su lucha.

Lo duro es que un actor solo está contratado mientras ensaya o actúa. Lo que pasa por los procesos de creación no aparece en ningún sitio y es casi el 50% del trabajo.

P. ¿Cuántas personas trabajáis en la obra?

R. En la compañía somos dos y, casualmente, en todas las obras que hemos interpretado, hasta ahora, somos como máximo dos en el escenario. Mi abuela siempre me dice: ¿cómo es que solo sois dos en la compañía? Claro, ella pensaba que iba a trabajar en una zarzuela. Por eso es duro, porque si yo me lesiono nadie me cubre y no me quedo yo sola sin cobrar, sino que la obra no se puede realizar y nadie cobra.

Ahora las compañías han evolucionado para crear obras con pocos personajes o que los mismos actores interpreten varios personajes, porque es muy difícil contratar a gente, movilizarla y asegurarle algo para que quieran meterse en el proyecto.

Además, quien quiera meterse en la compañía sabe que no solo va a actuar. Va a encargarse también de producir, de distribuir y mil cosas más porque no tenemos una industria fuerte. La red profesional no es suficientemente estable para que tú desarrolles un espectáculo y puedas rodarlo bien. Te va a tocar currar muchísimo e insistir para venderlo.

En definitiva, cuanto más personajes tenga tu espectáculo es más caro.

P. En Dénia se despertó tu interés por el arte. ¿Hay aquí buen teatro?

R. Sí. Si alguien quiere empezar a tener sus tomas de contacto con el teatro está la Escola de Teatre Comarcal en la Marina Alta, que yo creo realmente que es cantera. Hacen muy guay su labor. Lo que pasa es que la Marina Alta en general, y Dénia en particular, es lo suficientemente grande como para que fuese sede de más cosas, como residencias artísticas o lugares de creación. Algo más allá de una actividad… digamos “extraescolar”, aunque seas adulto. En la Marina Alta hay muchísimos profesionales de las artes, ¿pero cuántas compañías están aquí constantemente?

Te vas a crear a una ciudad más grande porque se sobreentiende que vas a tener más medios, aunque luego no es verdad.

P. Hacéis las obras en valenciano y venís de Alicante. ¿Cierra puertas?

R. No, ni una. No hemos parado de trabajar en 3 años. Se produce mucho en valenciano, aunque donde nosotros estamos menos. Somos la única compañía profesional que produce teatro en valenciano, sobre todo en el campo de los institutos.

Cuando se trata de alumnos… ¡si tienen clase de valenciano! Son totalmente capaces de sentarse ante un libro o película en valenciano y comprenderlo. Otra cosa son sus habilidades comunicativas después. El teatro Arniches de Alicante programa muchísimo en valenciano y el teatro se llena.

P. ¿Por qué deberíamos ir a ver @Rita_Trobador?

R. Porque hay que apoyar a a escena local y a los artistas locales. Pasaréis un buen rato y os invitará a reflexionar.

1 Comentario
  1. chris dice:

    Even if you’ve never read Dredd, you could know him from the 2 Hollywood motion pictures based mostly on the comedian. In a dystopian future, Joseph Dredd,
    the most well-known Judge (a police officer with on the
    spot field judiciary powers), is convicted for a crime he did not commit and must face his murderous
    counterpart. Accountings: Fiduciaries must keep detailed data
    of all of the investments and financial transactions of the assets entrusted to them.
    He had two open teammates someplace, proper? A
    savage killing spree results in the deaths of two extremely-regarded Judges, and plenty of consider Dredd to
    be accountable: a call he made five years earlier – while he
    was still a cadet – has come back to haunt him.
    An excellent story, principally informed in flashbacks, that appears on the origins of
    the Judges, the origins of Judge Dredd himself and what the long run may hold
    for the Justice System. Back in the present, Dredd manages to rescue
    Fargo and return him to Mega City One. https://director-file.com/credits/


35.320
4.085
8.640
1.940
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.