Dénia.com
Buscador

L’Escaldà de la Pansa de Jesús Pobre, un regreso a los orígenes de la comarca

26 de agosto de 2013 - 00:00

El Gran Riu Rau del Senyor de Benissadeví acogió el domingo por la mañana la fiesta de la Escaldà de Jesús Pobre. Con más de 300 años de historia a sus espaldas, esta tradición comarcal se revive desde hace cinco años en el restaurado riu rau y aspira a ser declarada Bien Cultural Inmaterial del Patrominio Valenciano.

En 2009 se celebró por primera vez esta fiesta, impulsada por la Asociación Rius Raus Vius, con la intención de recuperar para todo el público la tradición de la escaldà de la pansa. Por aquel entonces el riu rau aún estaba en ruinas, y se celebró en la plaza del Ayuntamiento de la pequeña EATIM.

Un año después, y con el riu rau restaurado, se unió a la celebración la Asociación de Vecinos de Jesús Pobre. En 2011 se incorporó la Dansà de Jesús Pobre para cerrar los actos del día, y en 2012 la relevancia de la fiesta aumentó con la presencia de numerosas autoridades que apoyaron la declaración de la Escaldà como Bien Cultural Inmaterial.

Ahora, cuando han pasado cinco años desde que se comenzara a celebrar en el marco de las fiestas en honor a Ben Al-Labanna, la Escaldà de Jesús Pobre está muy cerca de conseguir su objetivo y cuenta con el apoyo de numerosas entidades municipales de toda la comarca. Buena prueba de ello es la asistencia de los alcaldes de Gata y Jávea, además de representantes municipales de toda la Marina Alta, a las celebraciones de este año.

Para la fiesta de este año, la EATIM se hizo con 500 kilos de uva moscatel que fueron escaldados desde el lunes por conocedores del proceso de conversión de la uva en pasa, ante la mirada de centenares de personas que no quisieron perderse la oportunidad de ver en directo cómo se realiza la escaldà de la pansa.

Todo comienza con el encendido de la hoguera, por la que pasan, paulatinamente, cestos y cestos de uva. Tras unos momentos sobre el fuego, se esparcen sobre un cañizo que previamente ha sido costruido a base de cañas y se deja reposar al sol. Pasado el tiempo, la uva moscatel se transforma en pasa, esa pasa que forma parte de la historia de la Marina Alta y que Jesús Pobre está recuperando para la memoria colectiva de los ciudadanos de la comarca.

Su declaración como Bien Cultural Inmaterial, cada vez más cerca

El alcalde de la EATIM, Javier Scotto di Tella, explicó que a día de hoy el expediente que se encuentra en la Consellería de Cultura necesita los informes técnicos del Consell Valencià de Cultura. Un representante de este organismo se trasladó a la EATIM para conocer de primera mano de qué se trata la escaldà, y según el alcalde, la fiesta contiene todos los elementos para ser declarada como Bien Cultural Inmaterial.

El domingo se realizó un acto institucional en el que se explicó la historia y el contenido de la fiesta, visitaron elementos de la arquitectura rural como la Alquería de Colomer y del trabajo del campo de la uva y la pasa, mostrando una visión global del patrimonio y la riqueza de Jesús pobre para sacar adelante "con buenas sensaciones" la escaldà.

Según Scotto, conseguir la declaración de Bien Cultural Inmaterial supondrá poder conservar e impulsar la riqueza de Jesús Pobre, además de promover el contenido cultural como incentivo turístico y revitalizar la economía de la entidad local.

El hecho de que esta tradición particular sea abierta al público desde hace cinco años, supone el último elemento necesario para conseguir la declaración: conseguir que la gente pueda disfrutar de una fiesta y un folklore que supone "la mejor riqueza que tenemos en nuestros alrededores".

Deja un comentario

    36.249
    4.208
    10.303
    2.050
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.