La nit de la cremà pone fin a unas fallas mágicas

Tras un intenso día de San José, el fuego cumplió su cometido. Sin piedad, devoró todos y cada uno de los monumentos que durante los últimos tres días han formado parte del paisaje de nuestras calles. El que marcó el inicio de la nit de la cremà fue el monumento de la Junta Local Fallera de Dénia, cuya mecha prendieron las falleras mayores de la ciudad, Inés Alacreu y Mar Cabrera.

Las máximas representantes de la fiesta en Dénia encendieron la mecha que haría arder el monumento, y que despertaría las lágrimas de las más pequeñas de la Junta Local Fallera. La corte de honor de Mar rompió en llantos al ver los ninot ser pasto de las llamas, una estampa que se repitió en todas y cada una de las comisiones de la ciudad.

Con la cremà de las fallas de 2017 finaliza un intenso año fallero del que ahora toca recuperarse para poner la mirada en las fallas de 2018, unas fiestas que ya empiezan a construirse con la elección, este domingo, de los nuevos presidentes de los distritos falleros de la ciudad.

Artículos Relacionados

Comentarios en "La nit de la cremà pone fin a unas fallas mágicas"

*

23.844
3.186

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.