Dénia.com
Buscador

La Avenida del Marquesado y Pintor Llorens: un raval milenario

13 de diciembre de 2010 - 00:00

El seguimiento arqueológico de las obras que promueve la empresa Aqualia en las calles Pintor Llorens y Avenida Marquesado, de creación de nuevas infraestructuras en las redes de distribución de agua, van dando sus frutos.

La zanja realizada, que discurre por el centro de los dos viales, ha permitido acreditar y constatar, en un ámbito en el que había pocos datos arqueológicos, que hay en el subsuelo una gran densidad de estructuras arqueológicas que confirman la existencia de una red urbanística densa del antiguo raval andalusí.

El seguimiento arqueológico cuenta con la dirección técnica de Carles Monfort, arqueólogo, y con la supervisión del Servicio Municipal de Arqueología de Dénia, así como la financiación de Aqualia, de acuerdo con la legislación vigente en materia de patrimonio.

La zanja, que ahora está abierta en la Avenida Marquesado, entre las calles Pintor Llorens y Arturo Vicens, ha afectado islas de casas del siglo XII, así como el lienzo occidental de la muralla del Fortí, rabad amir o raval grande de Daniya.

Se ha descubierto el lienzo de la muralla que cerraba por el oeste, así como la barbacana, que sigue las mismas pautas de seguimiento del Camí dels Lladres, más al sur. Así se constata el trazado exacto del sistema de fortificación milenario con el que contaba la ciudad.

El registro arqueológico es, fundamentalmente, del siglo XII. La fortuna, sin embargo, ha hecho descubrir un gran ataifor o bandeja del siglo XI, en perfecto estado de conservación. Es una pieza importada, provinente de Qairawan; un importante puerto que se localiza en Túnez, que mantuvo relaciones comerciales y de tráfico de personas y mercaderías con el de Daniya, durante los siglos del Al-Andalus.

Esta intervención arqueológica permite tener una secuencia nítida de la estratografía arqueológica, justo en el centro del raval andalusí, y su documentación nos ofrece cotas y datos sobre la arqueología de este importante espacio de la Dénia musulmana.

Así, aunque las dos calles pertenecen al ctual barrio del Saladar, mil años atrás su subsuelo acredita un urbanismo y una arquitectura doméstica avanzada, que sucumbieron a la conquista cristiana, allá por 1242. No volvería a la vida urbana hasta finales del siglo XIX.

Una urbanización relativamente nueva y, a la vez, muy antigua.

Texto: Josep A. Gisbert
Servicio municipal de arqueología.


Deja un comentario

    36.052
    4.181
    10.059
    2.040
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.