Dénia.com
Buscador

Consulta Jove: El conflicto y la felicidad en la pareja

06 de octubre de 2010 - 23:41

Maite Ahuir, psicóloga de Llunàtics

Todos los años en la Consulta Jove tengo varios casos de problemas de pareja en gente joven, así que creo que este tema puede interesarles y está bien recordar algunos conceptos. Va para ellos y para gente de todas las edades, ya que las dinámicas de pareja son similares tanto si es una pareja adolescente, joven, adulta o de gente mayor.

No existe ninguna pareja que sea siempre feliz o problemática, sino que a momentos puede ser lo uno o lo otro. Hay parejas que son felices en más momentos y otras que las mayoría del tiempo no lo son.

Entre los miembros de la pareja pueden darse características personales más afines o características más difíciles de armonizar. A veces, por mucho que se intente, es imposible de armonizar.

¿Existe la media naranja?. Pues igual que el medio melón... Al principio de las relaciones parece que hay una comunión perfecta entre ambos miembros de la pareja, todos es maravilloso, estamos exultantes y flipados. Aunque esto está mediatizado por el incremento brutal de hormonas de la fase del enamoramiento. Conforme el cuerpo va volviendo a la normalidad y nuestro cerebro centrándose, esas peculiaridades que nos agradaban o nos hacían gracia van convirtiéndose en defectos a veces difíciles de aguantar.

Cuando surgen las primeras dificultades lógicas en la relación, algunas personas creen que el amor ha muerto o que se han equivocado de pareja, con lo que montan dramones e incluso finalizan la relación, como si en la próxima pareja no fuese a pasar lo mismo… Lo que nos puede llevarnos al conflicto es que no tengamos recursos para afrontar estos primeros problemas y el conflicto se puede agrandar o mantener por no tener habilidades para hablar y pactar acuerdos.

Las fuentes de problemas suelen ser: la comunicación, demostraciones de afecto, problemas en las relaciones sexuales, la diferente filosofía de la vida, economía y gastos, la educación de los hijos, tareas domésticas, tiempo de ocio, las amistades, celos, dependencia emocional, la relación con familiares…

A veces, las formas de afrontar las situaciones pueden ser erróneas. Por ejemplo:
- Con violencia o chantaje.
- Ignorar el conflicto. No se comunican las frustraciones creyendo que así se contribuye a la armonía familiar.
- Buscar refugio en personas y actividades externas a la relación. O sea, buscar la salida a los conflictos de pareja volcándose en el trabajo o buscarse otra relación, que les compense de sus frustraciones.
- Creer que el otro es quien ha de cambiar y es quien tiene la responsabilidad de que mejoren las cosas. Eso es depositar fuera la responsabilidad de cambio, con lo cual uno se desposee de su capacidad de mejorar las cosas. Es ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Jóvenes de menos de 30 años: Ya sabéis que si tenéis problemillas o problemones en la pareja desde la Consulta Jove se os puede echar una mano.

Deja un comentario

    35.827
    4.159
    9.556
    1.990
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.