Dénia.com
Buscador

Casi 200 pasajeros navegaron ayer a las islas desde la estación de Baleària de Dénia

26 de mayo de 2020 - 09:37

El fast ferry Cecilia Payne de Baleària partió la tarde de ayer desde el puerto de Dénia rumbo a Ibiza y Palma con 183 pasajeros a bordo. La naviera ha retomado hoy la alta velocidad en esta ruta y en las travesías Alcúdia-Ciutadella e Ibiza-Palma, mientras que mañana empezará a operar el Ramon Llull uniendo la Península con Formentera e Ibiza. Cabe destacar que el buque de alta velocidad Cecilia Payne tiene capacidad para 800 pasajeros, lo que permite garantizar las distancias de seguridad a bordo.

Además, los pasajeros del Cecilia Payne han sido los primeros en usar el arco de medición de temperatura, previo al embarque, que la naviera ha instalado en la estación marítima de Dénia. El embarque se ha producido por grupos para evitar las aglomeraciones, y se ha dispensado gel hidroalcohólico a los pasajeros, que deben usar mascarillas tanto en el embarque como durante el trayecto. Tanto en las terminales como a bordo, se realizan limpiezas constantes con productos certificados para la desinfección del Covid-19. En los buques y las estaciones marítimas se han incorporado señalizaciones para mantener las distancias de seguridad, así como cartelería y vídeos que recuerdan las recomendaciones, y se han instalado mamparas en las zonas de atención directa. Baleària espera convertirse en breve en la primera naviera a nivel mundial en obtener la etiqueta Global Safe Site Covid-19 en su máximo grado (Excellence) por parte de la entidad de certificación e inspección internacional Bureau Veritas, que analiza periódicamente la posible presencia de Covid-19 en los buques de la naviera que operan actualmente y las estaciones marítimas de Dénia y València, cuya gestión depende de Baleària.

Medidas de seguridad

Baleària trabaja para que sus buques y las instalaciones que gestiona directamente sean espacios lo más seguros posible frente al Covid-19. Así, desde el 11 de mayo realiza las mediciones de temperatura en todos los puertos donde opera y ha incorporado máquinas de desinfección mediante ozono en algunos de sus buques, además de reorganizar los embarques y desembarques para evitar aglomeraciones. Cabe recordar que el uso de mascarilla es obligatorio a bordo, y que la naviera proporciona gel hidroalcohólico a los pasajeros. Con estas medidas, junto con otras que se están trabajando, Baleària espera ser en junio la primera naviera a nivel mundial en obtener la etiqueta Global Safe Site Covid-19 en su máximo grado (Excellence) por parte de la entidad de certificación e inspección internacional Bureau Veritas.

Deja un comentario

    35.594
    4.111
    9.161
    1.980
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.