Dénia.com
Buscador

Breve historia de Dénia

03 de abril de 2016 - 09:42

La historia de Dénia (Alicante) gira entorno a su castillo y su puerto. Más de 2000 años de historia en la que diferentes civilizaciones pasaron por estas tierras y que recogió el historiador Roque Chabàs en el libro Historia de Dénia en el año 1886.

Actualmente cabe destacar la importante labor de difusión de nuestro pasado que realiza el blog sobre historia de Dénia en el que trabajan Jaume Sau Moncho, Vicent Martí La Peña y Josep Antoni Ahuir Domínguez, tres expertos en historia que periódicamente publican reportajes sobre diferentes temas relacionados con la historia de Dénia y la Marina Alta.

Los orígenes de Dénia

A lo largo de la historia se han detectado en diferentes puntos del término municipal de Dénia restos arqueológicos que indican que aquí habitaron íberos, fenicios y griegos. Los restos de poblados en el Alto de Benimaquia o en la Penya del Àguila así lo atestiguan. De hecho a estos últimos se atribuye la primera denominación del municipio, ya que se cree que aquí se ubicaba Hemeroskopeion.

Dianium, la Dénia romana

La excelente ubicación de la zona, en un enclave privilegiado en el Mediterráneo muy cerca de la ciudad fenicia de Ibiza y punto de entrada a la península, hizo que los romanos la conquistaran, bautizándola como Dianium.

La nueva urbe alcanzó un gran apogeo gracias a la importancia de su puerto. Entre la primera mitad del S. I d. de C. y mediados del siglo II d. de C, Dianium experimenta el apogeo económico con grandes vilas esclavistas dedicadas a la producción de vino y aceite hacia Galia, Liguria y Roma. De esta época es el inicio de la producción de ánforas y azulejos de la villa de la Almadrava.

ánforas romanas de la vila de la Almadrava

También en esta época se produjo el apogeo urbano de Dianium, cuando se cree que se construyeron edificios de prestigio como termas públicas, un teatro o un circo. Pero a finales del s.IV, y con un imperio romano ya cristianizado, el Imperio se divide en dos y los bárbaros ocupan Hispania. En el año 472, el imperio de Occidente desaparece y los visigodos pactan con los hispano-romanos la ocupación de le península.

Dos siglos después, en el año 624, la provincia bizantina de Spania es conquistada por los visigodos que crean, entre otros, el obispado de Dénia, que acude a los concilios toledanos desde el año 636.

La época musulmana: Daniya

La monarquía visigoda era electiva, lo que supuso luchas constantes entre los nobles para hacerse con el poder. Con la llegada del S.VIII, en medio de una guerra civil, uno de los bandos pacta con un nuevo poder que aparece en el norte de África: el Islam.

Tras años de luchas, pactos y capitulaciones, comienza la islamización y arabización de la península. En ese momento, la Dénia portuaria y comercial ha decaído hasta ser, a duras penas, un refugio de piratas. Tres siglos después de la anexión al imperio musulmán, en el s. XI, el funcionario de la corte Muyahid se proclamó emir y nombró Daniya como capital de la Taifa, convirtiendo a Daniya en una medina. En esta época se construyeron la alcazaba del castillo, una mezquita, baños y ravales fuera de las murallas. Es un momento de esplendor en el que Daniya hierve de vitalidad cultural y acuña su propia moneda.

Moneda de la taifa de Dénia

En 1076, la taifa perdió su independencia para formar parte de la Taifa de Zaragoza hasta que el 1091 los Almorávides reunifican Al-Andalus. En Daniya realizan varias construcciones defensivas y reorganizan los barrios.

La conquista cristiana: Dénia

En 1238 Jaume I conquista Valencia y años más tarde, en 1244, tras la capitulación de la villa de Dénia, se expulsó a los musulmanes y el término de Dénia quedó despoblado. A lo largo del S. XIII se suceden revueltas mudéjares mientras hay intentos fracasados de repoblar el término de Dénia. Por esa época Dénia pertenece a la Corona de Aragón. Entrado el S. XIV Pere III, ya rey de la Corona de Aragón crea con el término de Dénia y otros territorios vecinos el Condado Real, que donará posteriormente a Alfonso de Aragón. Se suceden los años y, en 1431, Juan de Trastámara entrega el condado al noble castellano Diego Gómez de Sandoval y Rojas.

El S.XV significó el renacimiento de Dénia. Para proteger su gobierno municipal, en La Vila, se construye la torr del Consell, la de les Puces, la torre Roja y la de la Guardia. En 1452, en medio de una guerra con Castilla, los habitantes de Dénia piden dejar de ser villa señorial, una petición de la que se hicieron eco en Valencia y provocó que las milícias de ambas ciudades ocuparan el castillo y expulsaran al gobierno.

Castillo de Dénia - restos de la escalera monumental

En 1477, tras intentos de recuperar la señoría del término de Dénia, Diego Gómez de Sandoval y Rojas recibe en castillo y la villa de Dénia. Es en esta época cuando se construyen las denominadas ermitas de conquista (Santa Paula, Santa Lucía y San Juan).

Diego Gómez de Sandoval y Rojas es nombrado primer Marqués de Dénia en 1487 por Fernando el Católico. El condado queda en manos de los Sandoval durante varias generaciones y en 1609 Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, V Marqués de Denia y Duque de Lerma impulsa la expulsión de más de 40.000 moriscos a través del puerto de Dénia con destino Orán. El 1612, y gracias a su buena relación del Duque de Lerma con el rey Felipe III, la denominación de Ciudad, siendo Dénia la sexta ciudad del Reino de Valencia con este reconocimiento.

La ciudad de Dénia participó abiertamente en la Guerra de Sucesión en el S. XVIII apostando por el Archiduque Carlos, que fue proclamado rey en Dénia. Pero los partidarios de Felipe V tomaron represalias contra la ciudad, destrozando edificios y provocando la crisis en Dénia.

Proclamación del Archiduque Carlos como rey en Dénia

En 1735 había en Dénia a penas 257 familias. Es el momento de renacer tras los ataques construyendo una nueva iglesia parroquial y acabando la iglesia del nuevo convento de San Antonio. En 1775, y con la liberación del comercio americano, el puerto y la ciudad recobran su importancia comercial, la agricultura progresa y crece un barrio incipiente: Baix la Mar.

El drama del hundimiento de la fragata Guadalupe puso en evidencia la falta de interés del marqués y precipitó la Real Orden de Carlos IV para incorporar el puerto, el término y la ciudad de Dénia a la Corona de nuevo en 1804.

El siglo XIX: el esplendor de la ciudad gracias a la pasa

El S.XIX marca el inicio de la industria de la pasa en Dénia, un comercio que permitió a la ciudad alcanzar su máximo esplendor. Dénia crece y el Castillo se vende a manos privadas que lo convierten en una finca para el cultivo de la pasa.

En esta época, gracias a un proyecto del arquitecto Patricio Ferrándiz, se une la ciudad con el puerto, se construye el Teatro Principal, la calle La Mar y los almacenes de Morand. También se construye la Glorieta, y se inaugura la fábrica del gas para la iluminación viaria y de uso doméstico. Dénia es una ciudad moderna con periódicos, casinos, cafés, bancos y teatros, y en 1884 se inaugura la Estación del Norte (actual museo del juguete).

Fachada marítima de Dénia

Con la llegada del S.XX Dénia deja atrás la industria de la pasa y florecen las fábricas jugueteras que identificarán a la ciudad durante la primera mitad del siglo. Pero la ciudad no es ajena a sus atractivos turísticos y, en los años 60, se convierte en foco del turismo nacional e internacional, industria que aún hoy perdura en la ciudad.

Fotos

1 Comentario

36.249
4.209
10.303
2.050
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.