Dénia.com
Buscador

Una calle escondida dedicada a un gran desconocido: ¿Quién era Ibn al-Labbana? Seguimos «Calle a calle»

03 de mayo de 2020 - 01:00

Los que pasan de los 40 años han visto esta calle sin urbanizar, de tierra y rodeada de cipreses y rosales. Es una calle poco conocida, que bordea uno de los laterales del Colegio Montgó, uniendo la avenida Joan Chabás con Joan Fuster, en un lateral de la Casa de la Cultura. ¿Por qué nos ha llamado la atención? Porque lleva el nombre de uno de los más grandes poetas árabes, nacido en la Taifa de Dénia: Ibn al-Labbana. ¡Comenzamos!

Quién fue

Abü Bakr Ibn Isa al-Daní, más conocido cómo Ibn al-Labbana, que significa ‘hijo de la lechera’, nació a mediados del siglo XI (no está determinado el año exacto) en Dénia, aunque algunos autores especifican que nació en Jesús Pobre y otros en Benissa, alquería que en esos momentos pertenecía a Dénia.

Ibn al-Labbāna creció en una Dénia que era en el siglo XI una ciudad floreciente de cultura: a los expertos de la actualidad les sigue sorprendiendo la importancia de los filósofos, teólogos, científicos, médicos y escritores que logró reunir en su corte el rey de Daniya Muyahid, gente de alto rango intelectual, lo mejor del Al-Andalus.

Qué hizo Ibn al-Labbana

Muyāhid, soberano de Daniya, protegía a los filólogos y a los prosistas, pero no le gustaban los poetas, por lo que Ibn al-Labbāna emigró en busca de un soberano con el que poder trabajar y recibir protección. Después de recorrer varias cortes, se instaló en Sevilla, donde gobernaba al-Mu’tamid: gran admirador de poetas y con unas cualidades personales que inspiraron a Ibn al-Labbāna, de modo que sus panegíricos (discursos de alabanza a alguien) reflejan el entusiasmo del poeta por su figura. Otra prueba de su devoción fue la elegía -composición poética en la que se lamenta una desgracia- que compuso cuando al-Mu’tamid y su familia fueron embarcados en el Guadalquivir, rumbo a su destierro africano, tras la conquista de Sevilla por los almorávides (1090).

Ibn al-Labbāna busca entonces un nuevo soberano al que servir con sus poemas. Primero se traslada a Bugía (Argelia), y después se dirige a Mallorca, reino de taifa que permanece independiente de los almorávides, con una dinastía de antiguos funcionarios de Muyāhid de Dénia, a la que habían pertenecido las islas Baleares. Allí siguió componiendo panegíricos de excelente calidad en la madurez de su creación. Murió en Mallorca en 1113, durante un ataque de naves cristianas a la isla.

¿Por qué había tantos sabios en la Daniya del siglo XI?

El clima de tolerancia que se vivía en Dénia con la convivencia pacífica de musulmanes, judíos y cristianos facilitaba el saber. Esto mismo sucedía en el resto de taifas, pero a finales del siglo, la invasión desde el norte de África de los almorávides acabó con este caldo de cultivo. Mientras duró, las taifas de Córdoba, Sevilla, Murcia, Xàtiva o Valencia también tuvieron soberanos que actuaron como mecenas del arte y de la ciencia. Contemporáneos a Ibn al-Labbana en Dénia, fueron muchos científicos y eruditos extraordinarios.

Si te interesa nuestro ciclo de publicaciones "Calle a calle", aquí tienes los artículos sobre otros personajes que pueblan las calles de Dénia:

1 Comentario
  1. George Grishin dice:

    Nació en Benisadevi. Por lo tanto, muchos creen erróneamente que al-Labbana es nativo de Benissa. ¡En absoluto! Como Benisadevi ahora se llama Jesús Pobre y es parte de Dénia, se puede decir que es originario de Dénia.


35.304
4.087
8.604
1.940
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.