Dénia.com
Buscador

Un sofá en el aula y otras peculiaridades de la educación en el centro Alfa & Omega

10 de marzo de 2016 - 09:42

¿Imaginas que tus hijos tienen en el aula de su colegio un sofá, que pueden asistir descalzos a las clases, o que comparten proyectos con alumnos de otras edades?

Dicen los entendidos que la educación ha evolucionado más en los últimos 20 años que en los últimos veinte siglos. Con la llegada del S.XXI la educación de los niños y niñas ha entrado en una nueva fase que no todos los centros han adoptado, una metodología basada en las investigaciones de neurociencia, psicología y sociología en plena sociedad de la información y conocimiento.

Esta nueva forma de aprendizaje, que entiende que cada niño es diferente, es la que se aplica en el colegio Alfa & Omega de Dénia, un modelo de educación para la vida que se basa en comprender, saber gestionar el conocimiento y saber aplicarlo.

Las aulas, espacios de convivencia

A pesar de que el centro contaba ya con una infraestructura importante (gimnasio, piscina, bosque...) las aulas necesitaban modificarse y hace cinco años comenzaron los trabajos para convertir las clases de toda la vida en aulas museo, en espacios en los que el niño se sienta como en casa y tengan una mayor motivación para trabajar y aprender.

Colegio Alfa y Omega - Dénia

Ahora, las aulas de Alfa & Omega se han convertido en espacios de 100 metros cuadrados para 25 alumnos, equipadas con las últimas tecnologías y que dan prioridad al alumno. La mesa del profesor desaparece para integrarse con ellos, y cuentan con un sofá de descanso, de lectura o de conversación. Además los proyectos en los que trabajan periódicamente los alumnos forman parte de la decoración del aula, convirtiéndola en un aula museo.

No hay biblioteca común, sino que cada clase cuenta con la suya propia, y las nuevas tecnologías son fundamentales para el funcionamiento del curso, ya que aprenden a utilizar esas herramientas para sacarles el mayor partido. La pizarra de tiza convencional ha desaparecido para dar paso a electrónicas o a pizarras sobre pintura especial en la pared.

Un modelo de educación para la vida

La filosofía del centro huye de la búsqueda de títulos y se centra en la educación para la vida, en que cada alumno se conozca a sí mismo, sus capacidades y sus reacciones ante las diferentes emociones que nos rodean. Por ello, el profesorado del centro se ha empapado de los últimos avances en neurociencia y el conocimiento del funcionamiento del cerebro para que los alumnos aprendan desde la diversidad y desde las inteligencias múltiples, que permiten valorar y enseñar a cada alumnos según sus propias cualidades.

Cada dos meses, cada curso se une para trabajar en un proyecto diferente que eligen entre ellos mismos y que desarrollan de manera conjunta, creando un resultado visual que exponen en el gimnasio y una exposición oral que realizan frente a todos sus compañeros.

El equipo directivo del centro apuesta por el contagio del conocimiento más que por la imposición, a través de proyectos de comprensión para que los alumnos conecten de manera emocional y significativa con lo que se está aprendiendo.

Finalmente, los alumnos de Alfa & Omega aprenden a elegir y organizar la información que reciben mediante la metodología de la Cultura del Pensamiento, que permite enseñar a los niños a pensar a través de rutinas y destrezas de pensamiento y organizadores gráficos, con el fin de que los alumnos piensen sobre su pensamiento y apliquen este aprendizaje a otros ámbitos de la vida.

¿Y los deberes y las notas?

A pesar de que el centro cumple con el currículum que les marca la Consellería de Educación, los alumnos del colegio no tienen deberes, aunque sí refuerzo, y siempre en función de cada uno. En este sentido, el centro apuesta por la realización de actividades en tono más lúdico que requieren que los alumnos se preparen, como un concurso de deletrear en inglés. Además, en muchas ocasiones se vincula a los padres y madres en este aspecto, pudiendo ellos decidir si quieren que los alumnos realicen esos trabajos extra o no.

Colegio Alfa y Omega - Proyecto literatura

Los estudiantes del colegio tienen cada trimestre su boletín de notas, pero esto supone para el profesorado una obligación impuesta desde la Generalitat con la que tienen que cumplir, apostando en todo momento por su parte por informes que valoran si el alumno ha cumplido los objetivos.

El bachillerato en el centro, una realidad muy cercana

Actualmente el colegio Alfa & Omega ofrece educación infantil, primaria y secundaria, y lo cierto es que han detectado un cambio difícil para los alumnos que finalizan los estudios de 4º de ESO y deben cambiar a un instituto a estudiar el bachillerato.

Esa ha sido una de las principales razones por las que el equipo directivo ha estudiado la posibilidad de implantar el bachillerato en el centro, entendiendo que es una necesidad acuciante para sus alumnos el poder finalizar sus estudios con la metodología que conocen desde pequeños.

El plazo marcado por el centro para la implantación del bachillerato es "el más corto posible", según informó el director, Jorge Pastor, teniendo en cuenta que las instalaciones ya están encaminadas y eso es lo primordial que valora la Consellería a la hora de permitir la ampliación de los estudios en el centro.

Colegio Alfa y Omega - Equipo directivo

El centro Alfa & Omega, situado en el camí de Santa Llúcia, cuenta actualmente con algo más de 400 alumnos desde maternal hasta secundaria. El equipo directivo, formado por Jorge Pastor, Eunice Pastor, Hugo Whalton y MªEugenia Utor, apuesta por seguir diferenciando el centro con una metodología de aprendizaje en la que se derriben barreras y los alumnos sigan un modelo de educación para la vida.

Deja un comentario

    35.787
    4.149
    9.525
    1.990
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.