Restos de la Dénia andalusí y romana salen a la luz en las obras de la calle La Mar

Las obras de reurbanización que se están realizando en la calle La Mar de Dénia han sacado a la luz dos importantes hallazgos arqueológicos que arrojan importantes datos sobre uno de los periodos más oscuros de la arqueología de la ciudad: la expansión urbana de Dianium al este del promontorio del castillo, con sinergias y peculiaridades con relación al epicentro del Municipium, en el ámbito del Hort de Morand, en donde se localizan el forum y el portus.

Ambos descubrimientos se han realizado en la plaza en la que confluyen las calles La Mar y Foramur, en un espacio de 20 metros cuadrados excavado para la instalación de contenedores soterrados.

El primer hallazgo ha sido el de el fragmento de una inscripción epigráfica romana, de hacia el 200 de la Era, perteneciente a un monumento funerario. Seis líneas de texto incompleto permiten restituir su contenido: «A Pompeia Maxima, que vivió 36 años. Nonius Victor a su estimada esposa».

Gracias a esta inscripción se añaden dos nuevos nombres a los dianenses romanos que habitaron entre los siglos II y III en la ciudad, Pompeia Maxima y Nonius Victor.

El segundo hallazgo permite confirmar que en esa zona se edificó en el siglo XI un gran funduq o alhóndiga, un hostal u hospedería de planta cuadrada o rectangular que solía ocupar una superficie de entre 200 y 500 metros cuadrados de patio con aljibe o pozo central, deambulatorio porticado en algunos casos y cuatro crujías, con dos plantas y cubierta, que envuelven su perímetro, con distribución de estancias o habitaciones gemelas en ambas plantas.

El arqueólogo municipal, Josep Gisbert, recuerda en su informe que «El funduq más relevante por su volumetría, ubicado, tal como éste, en el interior del recinto de la medina del siglo XI y también de proporciones notables, es el descubierto en el solar del Colegio de los Hermanos Maristas, en la esquina de las calles Cándida Carbonell y Magallanes. Los vestigios se conservan in situ en la planta subterránea del edificio del colegio, a la espera de que el Ayuntamiento de Dénia impulse un proceso de restauración y de museización».

Gisbert afirma que este espacio integraría durante siglos el huerto y el propio monasterio, dedicado a San Antonio de Padua, que acogería desde su fundación, a finales del siglo XVI, una comunidad franciscana. Y este espacio constituiría la fachada marítima del sector sudeste de Dianium (siglos V y VI) y de la medina andalusí (siglos X-XIII).

Artículos Relacionados

Comentarios en "Restos de la Dénia andalusí y romana salen a la luz en las obras de la calle La Mar"

*

32.484
3.763

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.