Dénia.com
Buscador

¿Marzo o «septiembre»? El debate que afrontan las Fallas no va de COVID, sino de dinero

13 de mayo de 2021 - 07:50

Desde que representantes de las Fallas de la capital valenciana se posicionaron para agendar las fiestas durante la primera semana de septiembre, y tras recibir el visto bueno de la Conselleria de Sanitat, el debate sobre cuándo celebrar las fiestas josefinas ha prendido las calles de Dénia. Pero, y quizá más importante, también ha llegado a los casales, los cuales tienen mucho que decir.

La cuestión parece tan simple como elegir entre septiembre o marzo para celebrar las Fallas. Los primeros argumentos que pasan por la cabeza a favor de septiembre son el impulsar el turismo este segundo verano de pandemia y el poder ir a una con la capital valenciana. El argumento también más simple que puede pasar por la cabeza para estar a favor de marzo es continuar con la tradición y hacer las Fallas en la fecha que le corresponde, y puede que con menos restricciones.

Pero no es un debate en absoluto simple.

¿Por qué septiembre?

Para empezar, no se tiene que elegir entre dos fechas. Se tiene que elegir una sola fecha que ahora permiten que sea desde septiembre de 2021, pero igualmente puede ser en marzo 2022. Una sola fecha para celebrar las Fallas que la pandemia nos robó.

Es prácticamente imposible pretender que todos celebren las fiestas a una, pues es época de festivos locales y cada municipio optará por lo que más le convenga. Y tiene sentido. València, capital, miran por ellos y no han preguntado a los demás ayuntamientos, por lo que es de justicia que las localidades busquen la fecha que más les convenga sin tener que imitar a nadie.

El negocio de las Fallas

Entre aquellos que están a favor de celebrarlas durante el segundo semestre de 2021 se encuentran los artistas falleros y parte de los sectores que obtienen un beneficio económico a raíz de la celebración, como floristerías y locales de hostelería. Para los artistas, cuyas empresas han padecido en gran medida los efectos de la pandemia, es vital quemar los ninots para volver a construir y generar ingresos, por lo cual ahora están presionando tras obtener el visto bueno de Sanitat, llegando en alguna ocasión incluso a amenazar con rescindir el contrato para encargarse de la plantà.

Ahora bien, no es tan fácil conseguir el dinero para pagar los monumentos, y aquí radica el principal inconveniente para la celebración en cualquier semana que no sea la de San José. La mayoría de cargos de las comisiones dianenses, según ha podido saber esta redacción, apuestan por esperar a marzo para sacar las Fallas. Y no lo hacen por falsas esperanzas de que la pandemia haya pasado, sino por una cuestión puramente económica.

«Las fallas de pueblo las pagan las comisiones, no las subvenciones»

Tras consultar a varios representantes de distintas comisiones de Dénia, todos coinciden en que es inviable quemar un monumento «por cumplir», por el que se hizo en su día una enorme inversión, y después exigir a los miembros de sus fallas nuevamente sumas de inscripción. De quemar en septiembre deberían pedir dinero a sus comisiones para que a penas 5 meses después puedan volver a plantar y quemar otro monumento sin prácticamente ningún evento de por medio.

"Las fallas de pueblo las pagan las comisiones, no las subvenciones", cuenta a Dénia.com la Fallera Mayor de una de las fallas dianenses. De hecho, ya se les ha pedido un esfuerzo económico a sus falleros y falleras durante todo este tiempo sin que se haya podido celebrar nada, por lo que rechazarían quemar aquello por lo que tanto han trabajado antes de tiempo para volver a pagar un nuevo monumento a corto plazo. Y, como indicaban, con las subvenciones que reciben no es suficiente.

Dos plantàs seguidas provocarían que durante los siguientes periodos se resientan las inscripciones y, por tanto, según estos cargos, el dinero que podrían invertir en monumentos, que a la larga afectaría del mismo modo al sector de los artistas falleros.

¿Quién va a representar unas Fallas apresuradas?

Otro gran escollo es el qué pasará con los cargos. Según nos cuentan, nadie querría ser Fallera Mayor o Presidente de una falla cuyo ejercicio durara 5 meses. Y no solo eso, sino que despediría su cargo plantando un monumento simbólico y menor por la poca recaudación que tendrían tiempo a hacer, como comentábamos.

Una opción podría ser repetir los mismos cargos con un mini-ejercicio extra de 5 meses. Pero, estando la opción de esperarse a marzo para plantar y quemar SU falla parece innecesario repetir y más provechosa la espera.

Un debate complejo cuyos bandos parecen estar formados por los empresarios del sector por un lado, apostando por septiembre, y por los falleros y falleras de la mayoría de comisiones, apostando por marzo. El Ayuntamiento ha dicho que no se posicionará y aceptará lo que las Fallas decidan, y la Junta Local también se espera que convoque una votación con este fin una vez sea elegida la nueva presidencia. De hecho, ya casi existió esa votación hace unos meses y fue suspendida por, supuestamente, el poco apoyo que tuvo la opción de celebrar Fallas en septiembre.

Sea como fuere, es un debate de lo más peliagudo que necesita una lectura cuidadosa y profunda.

1 Comentario
  1. Marta Cécilia dice:

    Buenos días mi nombre es martha cecilia hernandes Jaramillo, nacionalisada Francesa llevo 20 anos viviendo en Espagne soy propietaria de un piso aquí en mi hermosa Denia, como puedo hacer parte de todos los programa festivos ,poder trabajar con el ajuntamiento ,soy polyvalente,costurera pueden contar con migo para todo sin reproche ninguno mil gracias al contar con migo mi numéro teléfono es el siguiente 633 14 46 23


37.707
4.349
11.854
2.230