Instantes de emoción y cariño para presentar a María Giner como fallera mayor de Baix la Mar

La vida son instantes que merecen ser disfrutados. Para que fuera una noche mágica, la falla Baix la Mar llenó de instantes de magia y emoción la presentación de su fallera mayor, María Giner Molina, en una de las noches que marcarán un punto de inflexión en su vida fallera.

Ana García Bataller fue la encargada de conducir la presentación a ritmo de música de mediados de siglo con la clase y elegancia que caracteriza al barrio marinero. Precedido por la canción La Vie en Rose, el presidente de este año, Manuel Marco, se dispuso a ocupar su lugar de honor en el acto. Tras él, y por el pasillo lateral, desfilaron las componentes de la corte de honor del distrito marítimo hasta confeccionar un escenario que respiraba esencia fallera.

Con los sentimientos a flor de piel, la gran protagonista de la noche, María, caminó por el pasillo central recibiendo el cariño del público. Una vez en el escenario, el presidente la proclamó como fallera mayor y le impuso la banda, que subió hasta el escenario de manos de alguien muy especial: su hijo Arnau, de tan solo unos meses, que con los ojos bien abiertos, no quiso perderse tampoco ningún detalle de la gran noche de su mamá.

Las emociones iban in crescendo: llegaba el momento de su exaltación. Y para tal responsabilidad se confió en Carol Ramis, una mujer especial para María ya que ambas fueron falleras mayores de la comisión en el año 1994/1995. Los recuerdos de aquella experiencia envolvieron las palabras de Carol, que se mostró orgullosa de ver como aquella niña pequeña, que con tan solo 5 años aceptó el cargo de fallera mayor infantil, cumplía hoy su sueño y su ciclo fallero en Baix la Mar.

La complicidad entre ambas fue palpable durante todo su discurso, en el que las miradas, las sonrisas y la memoria compartida se instaló en el escenario.

Finalizada la exaltación, María se dispuso a recibir otras muestras de cariño en forma de pleitesías. Los primeros en participar de este momento fueron el presidente de Baix la Mar en 1994/1995, Toni Cabrera, y la fallera mayor de 2010 y amiga de María, Aida Sánchez, que entregaron a la fallera mayor un libro escrito solo para ella.

También pasaron por el escenario el presidente de la Asociación de Vecinos de Baix la Mar, Toni Arbona; el presidente de la Cofradía de Pescadores, Joan Antoni Sepulcre, y Alfonso González en nombre de la Comissió de Festes de la Mare de Déu.

Gracias al hermanamiento de la falla Baix la Mar con comisiones de otros municipios, participaron también en este acto los representantes de la falla Rei En Jaume I, de Carcaixent, y de la hoguera Carrer Sant Vicent de Alicante. Finalizaron las muestras de cariño hacia María el concejal de fiestas, Óscar Mengual; los cargos infantiles de Baix la Mar de este año, Aitana y Ferrán; los antecesores de Manuel y María, Joan Felip y Silvia; y la fallera mayor de Dénia, Melani Ivars.

Para redondear el acto, María tomó la palabra y recordó que la vida te sorprende cuando menos te lo esperas. Todo empezó hace 23 años con su experiencia como fallera mayor infantil, que hizo que “el sentimiento fallero impregnara todo mi cuerpo”. María agradeció la confianza de su presidente, “un hombre que quiere a La Mar tanto como yo”. Las experiencias vividas hasta el momento, las personas que le acompañan en esta travesía y quienes van formando poco a poco parte de ella completaron los agradecimientos de María, cuyo discurso sirvió para poner punto y seguido a la trayectoria marinera del 2017/2018.

Artículos Relacionados

Comentarios en "Instantes de emoción y cariño para presentar a María Giner como fallera mayor de Baix la Mar"

*

27.406
3.410

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.