Dénia.com
Buscador

El Ayuntamiento de Dénia reembolsará a tres centros la cantidad ahorrada en energía por su proyecto

04 de julio de 2022 - 15:53

El proyecto ‘Plan Energético Escolar 50/50’ puesto en marcha por el Ajuntament de Dénia en el curso 2021/2022 es una metodología de trabajo basada en el proyecto europeo Euronet 50/50 Max, que tiene como finalidad de reducción de los consumos energéticos en instalaciones escolares públicas a través de una participación colectiva.

Sus objetivos básicos son aumentar la información y formación sobre el tema de la energía y el uso responsable de la energía, fomentar un cambio de hábitos en toda la comunidad educativa, lograr una mayor participación en la toma de decisiones respecto a la energía, disminuir el consumo de energía en las instalaciones y obtener recursos económicos para poder invertir en el centro.

A nivel local, las escuelas y edificios públicos se encuentran entre los mayores consumidores de energía, sobrepasando el 60% del consumo energético total del ayuntamiento. Frente a esta situación, se busca disminuir el consumo y el impacto asociado que genera sobre el entorno y para ello hay que centrarse en mejorar la eficiencia energética de los centros a través de la concienciación y participación de toda la comunidad educativa.

Para incentivar a los centros a sumarse al proyecto, existía originariamente el compromiso de que el Ajuntament de Dénia devolviera a los colegios adheridos el 50% del ahorro económico que se produzca durante el curso escolar. No obstante, el ayuntamiento ha decidido apostar por esta metodología y reembolsará a cada centro participante el 100% de lo que haya ahorrado en energía durante el curso. De esta forma, gracias al esfuerzo del alumnado, el centro obtiene unos recursos económicos para poderlos invertir libremente de nuevo en el colegio de la forma que estimen oportuna.

Han participado en esta primera edición del proyecto los colegios públicos Llebeig y Pou de la Muntanya. El colegio Llebeig invertirá los 3.486 euros de ahorro generados en el cambio de los plafones y luces de pasillos y aulas a tecnología LED. El Pou de la Muntanya ha decidido destinar el reembolso de su ahorro energético durante el pasado curso (1.790 euros) a instalar ventiladores de bajo consumo en las aulas. Ambos centros han confirmado su voluntad de continuar participando en la iniciativa, a la que se sumará el próximo curso 2022/2023 el colegio público Cervantes.

El proyecto ‘Plan Energético Escolar 50/50’ se divide en 4 fases, que se desarrollan de forma progresiva a lo largo del curso escolar. Las fases propuestas comienzan con un estudio inicial de la situación energética del centro, cuya finalidad es elaborar un diagnóstico en base a un histórico de consumos, y la creación del equipo energético, pilar fundamental en el que se basa el desarrollo del proyecto, ya que será el encargado de realizar el diagnóstico inicial, la propuesta de actividades y su seguimiento a lo largo del curso escolar.

El equipo energético se compone de 2 representantes del profesorado responsables del proyecto, un conserje o responsable de mantenimiento del centro, 2 representantes de los cursos de 5.º y 6.º de primaria (líderes del grupo) y un representante por aula de los cursos inferiores.

En base al diagnóstico establecido, la tercera fase del proyecto consiste en definir una estrategia de actuación por parte del equipo energético para poder conseguir los resultados finales propuestos. Se planificarán una serie de actividades entre los alumnos a lo largo del curso escolar, de modo que se dé a conocer la necesidad de ahorrar energéticamente y cómo conseguirlo.

La última fase del proyecto trata de evaluar cuantitativamente el desarrollo de las distintas actividades e iniciativas puestas en marcha durante el curso escolar. De esta forma, el centro tendrá la capacidad para obtener los recursos económicos que le corresponden tal como se establece en las bases del proyecto.

La asesoría energética elaborará un informe en el que se especifiquen los resultados obtenidos durante todo el curso escolar. Se contabilizarán los consumos globales obtenidos en el área de la electricidad para poderlos comparar con la línea base histórica, elaborada en la primera fase del proyecto, y comprobar el alcance de las medidas implementadas. El resultado del proyecto en términos económicos de ahorro energético es un aspecto clave, ya que sentará las cifras para que el Ajuntament de Dénia revierta el 100% del resultado en inversión para el centro.

Llegados a este punto final, el equipo energético junto con la dirección del centro discutirá sobre las posibles inversiones que se puedan realizar en función de la cantidad de recursos económicos conseguidos. Tras una primera valoración y listado de alternativas, se realizará una encuesta entre todo el alumnado para hacerle partícipe de la decisión.

Deja un comentario

    37.861
    4.409
    12.799
    2.370