Recordando el Limón Express, el primer tren turístico del país

El Transcantábrico en la Costa Norte del país, el Tren de la Fresa entre Madrid y Aranjuez o el Tren Al-Andalus en Andalucía son algunos de los ejemplos actuales de trenes turísticos en nuestro país. Pero, ¿sabías que el primero de todos tuvo como destino y salida nuestra ciudad?

Era el año 1971 cuando un inglés de nombre Simpson decidió poner en marcha un proyecto diferente: rescatar los viejos coches de madera del ferrocarril Dénia-Carcaixent para realizar una ruta turística por el litoral alicantino que uniera Dénia y Benidorm: el Limón Express.

Desde entonces, y con la ayuda de la iniciativa pública, el Limón Express fue una realidad que ayudó a dar a conocer algunas de las poblaciones de las Marinas Alta y Baja a los turistas. En sus primeros años de recorrido, el Limón Express unía Dénia y Benidorm, y se trataba de una auténtica excursión en tren, en la que se incluía a los viajeros la comida en el precio del billete.

Eran trenes de madera, repintados y habilitados para su nueva función, que muchos recordarán por su color amarillo. Cada coche recibió un nombre de mujer. A pesar de que en un primer momento se luchó para que se movieran con la fuerza del vapor, el no acondicionamiento de las estaciones y el peligro que podía suponer para los usuarios hizo descartar la idea.

Con el paso del tiempo, el recorrido, que ya era un gran éxito entre turistas y habitantes de las comarcas, se redujo al tramo Benidorm-Gata, pero son muchos los dianenses que a día de hoy aún recuerdan algún paseo en el Limón Express.

En el año 2005, y con la intención de reparar sus ruedas tras algunos percances, se paralizó su servicio y desde entonces el Limón Express yace olvidado en las cocheras de El Campello (Alicante), abandonado, lleno de pintadas y con cristales y asientos rotos.

Han sido varios los intentos de retomar el recorrido del Limón Express. En 2007 la Generalitat llegó incluso a licitar su reparación y destinó un millón de euros para volver a ponerlo en marcha, pero nunca más se supo.

Actualmente cualquier trabajo de reparación ha quedado paralizado. Según FGV retomar los trabajos supondría adecuar los talleres, adquirir repuestos, solucionar su eplotación o determinar su itinerario. Además habría que adecuar la vía y permitir que mayor número de circulaciones -el tramo Dénia-Benidorm es de vía única-.

Hace unos meses, e inmersos de pleno en la polémica del cierre de la línea 9 que une Dénia y Benidorm, el grupo socialista en el ayuntamiento de Dénia propuso restaurar este histórico para rentabilizar la línea.

Lamentablemente este es un proyecto que requiere una gran inversión que en estos momentos es prácticamente imposible conseguir, pero que sin duda supondría un aliciente para el turismo comarcal, así como para la unión de la Marina Alta y la Marina Baja.

Artículos Relacionados

Comentarios en "Recordando el Limón Express, el primer tren turístico del país"

1 Comentario

  1. Mercedes :

    ¡Qué pena! que éste Tren esté parado, con lo estupendo que sería viajar en él recorriendo toda la costa hasta Benidorm. En España, siempre hacemos lo mismo, dejamos que se estropeen trenes turísticos para poner tranvías modernos.

    Espero que no pongan tantas excusas para rehabilitar éste Tren Limón Express y podamos disfrutarlo todos los ciudadanos.

*

31.050
3.656

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.