Dénia.com
Buscador

Las heridas aún visibles de los dos últimos grandes temporales

06 de septiembre de 2020 - 07:55

La próxima semana se cumple un año desde que la DANA acompañada de un tornado pusiera patas arriba la capital de la Marina Alta. Y tras un poco de calma, a los meses sufrimos a Gloria, el pasado enero. Dos de los temporales más fuertes de los últimos años prácticamente seguidos y cuyos efectos en Dénia se pueden ver aún a día de hoy.

Concretamente, la primera gran DANA se produjo el 12 de septiembre del 2019. La alerta roja acompañó durante dos jornadas a la Marina Alta, siendo su capital la que más sufrió los efectos de ésta. No solo hubo fuertes lluvias, sino que además un pequeño tornado salió de la playa Punta del Raset hacia el interior, causando distintos destrozos en el lugar.

Entre los mayores daños se encontraban los sufridos en el CDT, que a día de hoy ya poco a poco recupera la normalidad, y los del pabellón municipal del polideportivo, que todavía no puede ser usado por ninguno de los equipos.

El pabellón sufrió el desprendimiento de uno de los muros dejando un enorme agujero que todavía sigue impidiendo la práctica de cualquier deporte. Problemas burocráticos con el seguro y con un confinamiento de por medio han provocado que las reparaciones se retrasaran meses y meses. No obstante, el Ayuntamiento ya ha fijado la fecha para recuperar ese espacio para hacer deporte: será noviembre cuando por fin vuelva a contar con sus cuatro paredes.

Otro de los lugares más sufridos en cada temporal pero que aquella DANA le supuso un especial y duro golpe fue Les Deveses. La costa desapareció, como va siendo algo habitual, pero no se volvió a recuperar nunca más. La playa perdió su arena y no pudo protegerle unos meses después de ese peor que está por llegar: Gloria.

Las casas al desnudo, sin barrera de arena, tuvieron que soportar la dureza de las olas en el histórico temporal. ¿El resultado? Casas destrozadas cuyos muros fueron devorados por el mar y una playa que se convirtió en recuerdo. A día de hoy, no se ha podido regenerar ese litoral para recuperar lo que antes era un lugar ideal para tomar el sol.

El Gloria también provocó un suceso más anecdótico que dañino, y fue la caída de una furgoneta de trabajo desde el castillo colina abajo, donde no se tuvo que lamentar ningún herido. El principal monumento dianense se encontraba en plenas obras, como ahora, cuando los primeros efectos del temporal llegaron.

La histórica fortaleza no pudo detener el huracanado viento que provocó que se llevara por delante todo a su paso. Entre esto, una furgoneta y su gran remolque. El consistorio rápidamente reaccionó cerrando el lugar hasta que pasara la tormenta.

Aún hoy se puede ver, 8 meses después, la furgoneta y su remolque aplastados en el mismo lugar donde cayeron, en terrenos del castillo.

Deja un comentario

    36.249
    4.209
    10.303
    2.050
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.