El paisaje del Castillo cambia: un centenar de viñas sustituyen a los pinos talados

Los visitantes conocedores del Castillo de Dénia que estos días lo vuelvan a visitar se darán cuenta, en cuanto crucen la puerta de entrada, de un notable cambio en su paisaje: gran parte de los pinos han desaparecido en la zona que ocupaba la Vila Vella, en la zona orientada al sur, y han sido sustituidos por una plantación más autóctona: uva moscatel.

Se trata de un centenar de viñas venidas directamente desde Poble Nou de Benitatxell que buscan recuperar el paisaje que antaño pobló el Castillo en la época dorada de la exportación de la pasa en Dénia. Las primeras hojas ya brotan en este particular viñedo, cuyos primeros racimos se podrán comenzar a ver a finales de este verano.

Con este cambio de plantación se conseguirá eliminar uno de los grandes daños que sufría el monumento en los últimos años, con unas potentes raíces de pino malhiriendo la piedra en seco y estaban amenazando seriamente las murallas históricas.

Ahora, el Castillo de Dénia recupera aquella estampa de terrazas de uva moscatel de antaño, al tiempo que hace crecer, también, la filosofía del proyecto Ciudad Creativa de la Gastronomía.

Artículos Relacionados

Comentarios en "El paisaje del Castillo cambia: un centenar de viñas sustituyen a los pinos talados"

*

30.852
3.654

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.