Dénia.com
Buscador

El estrés

09 de junio de 2011 - 11:27

Todos experimentamos muchos momentos estresantes a lo largo del día, de la semana o del mes. Por ejemplo, situaciones que pueden considerarse estresantes para muchos de nosotros son hacer un examen o una entrevista laboral; conducir hacia nuestro lugar de trabajo o simplemente hacer cola en un banco cuando tenemos prisa. Pero, ¿somos todos iguales frente al estrés?

La mayoría de nosotros reaccionamos, habitualmente, de forma similar ante una situación estresante afrontando con éxito el estrés moderado, incluso el elevado. De hecho, el estrés no siempre es malo. Muchas de las situaciones cotidianas a las que nos enfrentamos, no podríamos superarlas de manera eficaz sino fuera porque experimentamos un grado (adecuado) de estrés, pues éste es el que nos ayuda a conseguir nuestro fin (acabar un proyecto, vivir una situación nueva o desconocida, iniciar un viaje, conocer gente nueva, estudiar para un examen, etc.).

Sin embargo, algunas personas llegan a fatigarse por culpa del estrés, bien porque los acontecimientos de sus vidas son demasiado intensos o frecuentes, o porque no tienen recursos suficientes para afrontar los sucesos estresantes cotidianos. Así, algunos trastornos que aparecen asociados al estrés pueden ser: enfermedades coronarias, hipertensión, insomnio, reacciones alérgicas, úlcera péptica, síndrome de intestino irritable, cefalea, tics y temblores musculares, ansiedad, hiper e hipotiroidismo.

Actualmente técnicas como “la relajación” se utilizan para tratar el estrés; se le enseña al cliente a relajarse cuando se encuentran en situaciones estresantes, haciendo que afronte con éxito el estrés intenso al que se ve sometido en un momento determinado.

Es importante, por otro lado, tener una “rutina de ejercicio diario”, ya que un cuerpo sano y bien desarrollado permite resistir con mayor eficacia los efectos físicos de las situaciones que nos crean estrés. Además, a través del ejercicio canalizamos la energía contenida y la tensión, lo cual nos ayuda a sentirnos mejor en todo sentido.

Otras técnicas que se pueden utilizar son “la resolución de problemas”, la “terapia cognitiva” o, incluso, el “entrenamiento en habilidades sociales”.

La técnica a utilizar, se aplicará en función de TU problema por tal de que TÚ MISMO SEAS CAPAZ poco a poco de hacer frente a las situaciones estresantes de tu vida.

Verónica Monsonís Far
Psicóloga

Master en Psicología Clínica
Nº col. CV08093
Tel.: 639.647.656

Deja un comentario

    35.514
    4.107
    8.992
    1.970
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.