Dénia.com
Buscador

Duras críticas del SEP al Ayuntamiento por reducir la accesibilidad de la residencia «abaratando» las obras

22 de junio de 2021 - 13:25

El equipo de gobierno de Dénia continua adelante con su particular gestión de la política de inversiones en la residencia. El último episodio ha sido la inversión para el cambio de las puertas de las habitaciones de la primera planta, la cual, según el Sindicato de Empleados Públicos de la Comunitat Valenciana, ha reducido su anchura de acceso útil en 4 cm por puerta, pasando de 98 a 94 cm. El sindicato advierte que las habitaciones de la primera planta son las utilizadas por las personas con un mayor nivel de dependencia, el 80% de las cuales utilizan sillas de ruedas o sillones nido, y casi el 100% tienen la movilidad reducida.

La razón de este estrechamiento de las puertas está en la ejecución de la obra, ya que no se han retirado los marcos antiguos y se han colocado encima los nuevos, "lo cual obviamente ha facilitado a la empresa la instalación de las puertas, y ha abaratado el proceso, pero ha redundado en una menor accesibilidad de las habitaciones", señala el SEP. Hay que tener en cuenta que los pasillos de la residencia son más estrechos de lo habitual, lo cual reduce la maniobrabilidad notablemente.

La limitación de la accesibilidad de las puertas no perjudica solamente a los usuarios de silla de ruedas y sus cuidadores; por las puertas también tienen que pasar las camillas hospitalarias, y con frecuencia se tienen que cambiar camas de habitaciones. En el caso de las camas cota cero que hay en algunas habitaciones, y que son de mayores dimensiones, esta reducción supondrá que las camas queden literalmente atrapadas en las habitaciones y que para meterlas o sacarlas haya que recurrir a desmontarlas con destornillador en todas sus piezas y volverlas a montar en la habitación de destino.

En otras residencias o en el Hospital la anchura de las puertas supera claramente los 105 cm, como por ejemplo 118 cm en la residencia de Fontilles, es decir 24 cm más por puerta, lo que facilita la maniobrabilidad, traslados, etc. "Sin embargo, el Ayuntamiento ha preferido acogerse a cumplir los mínimos de la obsoleta normativa de residencias de 2005, que fija en 92 cm y medio el mínimo por puerta, con lo cual no solo cumplen la normativa, sino que siguiendo su línea podrían reducir un cm y medio más en la próxima reforma", advierten.

"Desde el SEP entendemos que ya que se hace una obra y un gasto de esta magnitud, lo lógico sería aprovecharla para aumentar la accesibilidad de las habitaciones, o al menos mantenerla, pero nunca para reducirla. Si el presupuesto no llegaba para ampliar todas las puertas, haber ampliado las de un pasillo y el año que viene intentar hacer las del otro pasillo, en una línea de mejora continua. Pero lo que hace el equipo de gobierno con esta obra es gastar dinero público para hacer la vida un poco más difícil a las personas dependientes y dificultar también el trabajo a sus cuidadoras. La prueba de que esta ampliación era técnicamente posible, lo demuestra el hecho de que algunas puertas sí que se han ampliado, como es el caso de la puerta de acceso a la zona de administración y dirección que se ha ampliado 25 cm".

Nada más iniciar las obras, y detectar las trabajadoras el error que se estaba cometiendo, el SEP presentó por registro de entrada una petición para paralizar las obras y valorar su impacto en la accesibilidad. "Sin embargo, en la línea del trato hostil dado por el alcalde a nuestros delegados sindicales en la última Mesa de Negociación, el ayuntamiento ignoró a nuestro escrito y siguió adelante con las obras", denuncian desde el sindicato.

El equipo de gobierno, para poner fin a la huelga de enfermería, firmó el compromiso de realizar una auditoría de inversiones previa a cualquier obra, realizada por personal especializado, con una planificación de inversiones. "Compromiso que no se está cumpliendo ya que, 6 meses después, no se ha realizado la auditoría. Mientras tanto, sería deseable que las inversiones tuvieran en cuenta el criterio de profesionales especializados en dependencia, geriatría, accesibilidad, diversidad funcional, etc, que no se basaran solo en criterios jurídicos o económicos, y que tuvieran también en cuenta el modelo de atención centrada en la persona, que esta obra también ha ignorado".

1 Comentario
  1. Ignacio dice:

    Pues como siempre las obras fueron concedidas a “una empresa de confianza” que para embolsarse dinero público ha abaratado costes. Nada cambia.


37.425
4.283
11.681
2.190