Dénia.com
Buscador

Diez centímetros: la diferencia entre recuperar a los empleados o devolverlos a sus casas

16 de mayo de 2020 - 00:40

Muchos de los locales de hostelería dianenses disfrutan desde el pasado lunes de las nuevas medidas de alivio de restricciones para retomar una actividad limitada. En la Fase 1 ya pueden abrirse las terrazas a mitad de aforo y respetando las distancias, algo que sin duda ayuda a reimpulsar estas empresas.

No obstante, no todos han podido emprender su trabajo al frente de su bar. Algunos porque no cuentan con terrazas y otros porque la complejidad de sus exteriores, como en la calle Loreto, impide asegurar la distancia de seguridad entre mesas y con respecto a los peatones.

Ahora bien, hay casos en los que unos simples centímetros son la diferencia entre poder volver a levantar el negocio o tener que enviar a los trabajadores a sus casas. Este es el caso de La Vecchia Roma, un restaurante italiano de la calle La Mar que por solo 10 centímetros ha tenido que cerrar sus puertas nuevamente tras la orden de la policía. Sus propietarios, Fabio Moya y Vicente Devilla, denuncian este hecho ya que, según nos cuentan, presentaron el proyecto de su terraza al Ayuntamiento cuando se les solicitó y nunca recibieron ninguna respuesta, ni positiva ni negativa.

Ante este supuesto silencio del consistorio, entendieron que, al cumplir con los requisitos exigidos su exterior (las mesas pasaron a ocupar el 50% del espacio del que disponían anteriormente), podían emprender su actividad y, por ello, volvieron a abrir el servicio el pasado lunes. Ahora bien, durante la mañana de ayer una patrulla de policía les ha obligado a volver a "confinar" sus mesas de terraza impidiéndoles retomar su actividad hasta la Fase 2.

Según nos cuenta Moya, su terraza cumplía las medidas pero la policía insistía en que debía de estar más separadas aún de la entrada del local para que los peatones pudieran transitar, pese a disponer de "espacio de sobra", afirma el restaurador, así como una amplia acera frente a ellos totalmente vacía. La propuesta del agente que les ha obligado a dar marcha atrás a su proyecto era instalar las mesas prácticamente en la calzada por donde circulan los coches, lo cual los propietarios veían inviable y poco seguro para sus clientes.

Desde el restaurante insisten en que son conscientes de la situación en la que nos encontramos y más con raíces como las suyas en un país tan sufrido tras esta crisis como es Italia, pero ruegan, del mismo modo, que el Ayuntamiento ofrezca facilidades para que el pequeño comercio pueda retomar su actividad. Moya nos cuenta que él podría seguir realizando comidas para llevar y trabajar con el mínimo de empleados, pero que lo que realmente quiere es poder volver a contar con su equipo ya que muchos de ellos, así como sus familias, se han visto muy afectados con el cierre temporal del restaurante.

Se trata de un negocio que acababa de realizar una reforma en su interior que les supuso una inversión de 50.000€ y que además, como nos cuenta una trabajadora, sufrió las obras de la calle La Mar con las que pensaban que peatonalizarían toda la vía, y no solo la mitad como finalmente descubrieron tras meses de trabajos. Ahora esto les ha supuesto un nuevo y duro golpe al ver, según reconocen, cómo se les ha facilitado a sus vecinos de Marqués de Campo "todas las facilidades" cerrando completamente la calle y que, sin embargo, no lo han aprovechado esos locales para reabrir.

Los propietarios y trabajadores del restaurante piden, por tanto, soluciones y un espacio para poder volver a trabajar con el mayor número de empleados de la plantilla. O, al menos, que se pronuncien desde el Ayuntamiento para conocer qué pueden hacer para recuperar su negocio.

Respuesta del Ayuntamiento

Tras la publicación de la noticia, el Ayuntamiento de Dénia ha estudiado el caso ya que, según nos cuenta el responsable de Gobernación, el concejal Javier Scotto, sí existía un informe técnico favorable de esa terraza. Si bien el proyecto que se presentó no podía ser aprobado, el consistorio sí hizo una nueva propuesta para que pudieran abrir la terraza con una distribución diferente.

Según afirma Scotto, este informe favorable fue redactado durante la tarde del viernes por lo que le sorprende que no fueran conscientes de ello los propietarios del restaurante. El concejal reconoce que ha habido algún fallo de comunicación ya que, según nos cuenta, el Ayuntamiento intenta ofrecer alternativas a cada local para que puedan abrir siempre que sea posible. No obstante, el gran volumen de solicitudes que gestionan les ha impedido, en este caso, dar una respuesta con mayor celeridad.

Deja un comentario

    35.304
    4.087
    8.604
    1.940
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.