Conoce a Elena Sevilla, una brillante bailarina de Estudio de Danza Patricia Sentí

Elena Sevilla es de Dénia, tiene 24 años y lleva bailando toda su vida. Viene a la entrevista acompañada de Patricia Sentí, su profesora, con la que se han creado vínculos que traspasan la relación formadora-alumna. Elena está haciendo cosas muy interesantes en el mundo de la danza y es necesario que la conozcamos. Es importante valorar que tenemos en Dénia figuras muy prometedoras como ella, y además, reivindicar el mundo de la danza en sí, tan desconocido y tan escondido detrás de otros espectáculos de masas, como los deportes de competición. La danza no arrastra tanto público, pero es un mundo increíble. Conversamos con Elena sobre su carrera y sobre sus emociones.

-¿Cómo empezaste en el mundo de la danza?

Empecé a bailar con 5 años, pero no lo tenía muy claro. De pequeña es difícil tener las cosas claras, así que un tiempo después lo dejé. Y fue más o menos con 11 años cuando de verdad empecé a bailar en serio. Me entró el gusanillo de probar danza moderna y la cogí con muchas más ganas y más fuerza. Pero ahí estaba Patricia para convencerme de empezar a bailar ballet clásico, porque es la base para el dominio integral del cuerpo. Ella valoraba mis condiciones físicas como ideales para la danza clásica. Y así empecé, y entré en un nivel superior al que me tocaba por edad, pero me adapté muy rápido.

Patricia Sentí, su profesora, la describe como una persona brillante, no sólo en el terreno de la danza, sino en todos los aspectos de la persona. “Elena es muy apasionada, muy trabajadora y tiene unas condiciones físicas espectaculares”. Además, según Patricia, “Todo lo que se tiene a nivel humano se transmite en el baile”, y esto es lo que hace Elena: sacar todo lo que tiene dentro y mostrarlo a los demás.

«Si en tu cabeza está claro, puedes hacerlo»

-¿Qué nivel de esfuerzo implica la danza?

Este mundo es exigente, y si además tú lo eres, como yo, siempre quieres llevarlo todo adelante y llevarlo muy bien. No me supone mucho sacrificio porque me encanta. Todo es proponértelo. Si en tu cabeza está claro, puedes hacerlo.

-¿En qué punto de tu carrera te encuentras ahora mismo?

He acabado mis estudios de Fisioterapia y también he completado mi carrera de ballet clásico. Me encuentro en un momento en que puedo adentrarme más en la danza contemporánea, porque ahora tengo más tiempo. He hecho una formación intensiva en improvisación, me han dado una beca para trabajar en la compañía OtraDanza de Asun Noales, en un proyecto para jóvenes talentos. También estoy bailando en la compañía Gerard Collins de Valencia. Este verano he estado trabajando en un proyecto subvencionado por la Generalitat, que consistía en la creación de una pieza coreográfica con la música de la Consagración de la Primavera.

-¿Llevas una vida muy diferente a la del resto de gente de tu edad?

He tenido que sacrificar muchos planes, especialmente de fines de semana, pero no me ha importado. Los buscaba en otro momento y ya está. Las renuncias no me han marcado en negativo.

«El éxito es sentirte bien contigo misma»

-¿Qué es para ti el éxito?

Yo no dejo pasar ninguna oportunidad, sólo quiero bailar. El éxito es sentirte bien contigo misma, sentirte bien con lo que haces y con lo que quieres hacer. No tengo una meta clara en el horizonte, sino que voy poco a poco construyendo ese éxito personal.

-¿Qué han sumado tus estudios de Fisioterapia a la hora de bailar?

Me han ayudado a adquirir mi conciencia corporal, a saber por dónde me muevo. La danza contemporánea es una investigación del movimiento y del propio cuerpo, y esto está muy relacionado con la Fisioterapia.

La aportación de Patricia Sentí a la carrera de Elena Sevilla

En este punto, la entrevista da un giro y se vuelve muy emotiva. Tanto a Elena como a Patricia se les saltan las lágrimas al hablar la una de la otra.

-¿En qué te ha ayudado Patricia a crecer como bailarina?

La base de todo es ella, como mi madre. Nuestra relación es mucho más que una relación profesora-alumna, porque en la danza se crean unos vínculos increíbles. Hay tanta emoción, que Patricia también responde: «Tenemos una amistad brutal, siempre desde el respeto y con nuestra diferencia de edad. Desde el primer día, se nota mucha cuando a una persona le gusta y baila con todo su corazón. Y yo les doy el alma para que puedan volar.»

«El ballet es como una meditación»

Según Patricia Sentí, «los amantes de la danza son apasionados de todo tipo de arte. El arte te aporta unos valores que otras cosas no te aportan. Además, no se trata sólo de un trabajo físico brutal, sino también de un esfuerzo mental increíble: el ballet requiere concentración máxima, disciplina, trabajo en equipo. Los dos hemisferios del cerebro trabajan a la vez, se desarrollan a la vez, y se realiza un gran esfuerzo por estar presente, consciente, focalizando. Es terapéutico, casi como una meditación».

Artículos Relacionados

Comentarios en "Conoce a Elena Sevilla, una brillante bailarina de Estudio de Danza Patricia Sentí"

(Necesario)

33.565
3.866
6.210
1.580
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.