Dénia.com
Buscador

Asomarse desde el Castillo de Dénia con 100 años de diferencia: así han cambiado sus vistas

11 de septiembre de 2022 - 08:40

Pestañear en Dénia puede provocar que te pierdas un sinfín de cambios. Se trata de una ciudad en constante crecimiento, donde el paisaje arquitectónico varía cada década. Lo que antes eran campos ahora son urbanizaciones. Lo que antes eran dunas ahora son casas. Lo que antes eran naves ahora son bloques de apartamentos. Y en el centro de todo, inmutable pese a los cambios de alrededor, permanece el Castillo frente al paso del tiempo.

Lleva más de diez siglos en el mismo sitio sin a penas cambios. El Castillo ha presenciado esta evolución de la que hablamos, desde Daniya hasta nuestra Dénia. ¿Cómo era el paisaje que se vería desde lo alto de la fortificación? ¿Cómo ha cambiado respecto al que se puede ver hoy en día?

Para averiguar cómo eran las vistas desde dentro de las murallas durante los primeros siglos desde su construcción habría que recurrir a la imaginación y a algunas pinturas que se exponen en museos de la ciudad. No obstante, gracias a la aparición de la fotografía sí podemos conocer, al menos, cómo ha cambiado a lo largo de casi 100 años. Y, ya avisamos, lo ha hecho, y mucho.

Visita de António Passaporte

Entre 1927 y 1936, el fotógrafo António Passaporte recorrió varios países, entre los que se encuentran España, Portugal, Argentina y varios del norte de África. Éste fue contratado por Concepción López y Charles Alberty (de ahí el acrónimo de la firma LOTY) para capturar instantáneas con fines comerciales, principalmente tarjetas postales. Parte de la colección fue adquirida por el Ministerio de Cultura de España, entre la que se encuentra medio centenar de archivos fruto de su visita a Dénia.

Por supuesto, Passaporte pudo resistirse a subir al Castillo de Dénia para colocar ahí su cámara y capturar el paisaje que se extendía alrededor del monumento. La fecha exacta de las fotografías se desconoce, pero se tomaron entre el 27 y el 36 del siglo pasado. Lo que se ve en ellas es ligeramente familiar, reconocemos la distribución, la línea de costa, el Montgó, e incluso varios edificios que han perdurado. Por lo demás, si nos asomamos hoy desde las murallas veríamos un paisaje completamente distinto.

El antes y el ahora del paisaje de Dénia

¿Los grandes cambios? Obvios. En el norte de Dénia sigue habiendo campos de cultivo. Bastantes, de hecho. No obstante, las líneas próximas a la costa poco tienen que ver. El boom inmobiliario se cebó con el litoral, desapareciendo cualquier vestigio de naturaleza para sustituirlo por edificios y urbanizaciones.

El barrio de Baix la Mar es quizá el más reconocible desde el interior de las murallas, apreciándose pocos cambios significativos. Ahora bien, mirar al fondo es asomarse por una escollera norte irreconocible tras las nuevas construcciones que se levantaron durante la década pasada.

La zona del puerto es la que más cambios ha sufrido. Parece una ciudad completamente diferente, pues pocos edificios quedan de aquella época. Y qué decir de la costa que se deja ver al sur, con campos de cultivo que ya no existen.

Con la abundante vegetación actual es muy difícil poder apreciar las vistas desde la entrada del Castillo. Sí se podía disfrutar de la vista hace 100 años, pero de nuevo cuesta reconocer lo que se veía con ojos de hoy. La zona y edificios de la plaza de la Constitución parece que no haya cambiado, pero al mismo tiempo falta muchísima Dénia en esa fotografía de Passaporte.

Deja un comentario

    37.861
    4.437
    12.913
    2.440