Ángel Lloret y Germán Mortes, del equipo Vito-Mortesbike, conservan sus maillots de montaña y M40

La cuarta etapa de la “Volta Ciclista a la Marina”, disputada en Benidorm, resultó dura por el trazado de Terra Mítica ondulado que provocó mucho movimiento en el pelotón. El objetivo marcado por el equipo Vito-Mortesbike, que no era otro que Ángel Lloret conservase el maillot de la montaña y Germán Mortes el de mejor M40, se cumplió.

La carrera, acorde al guión, desgranó el pelotón a cada paso por el ascenso a Terra Mitíca, ya que enlazó en cada vuelta Metas Volantes y Premios de Montaña no dando prácticamente tregua desde el silbido inicial.

Múltiples fueron los intentos de fuga a lo largo de la etapa, todos ellos claramente controlados por los equipos que llevan a sus líderes en primeras posiciones, no dejando materializar las fugas, menos si cabe rumbo a la Meta Volante o Premio de Montaña.

Las roturas se cobraron corredores tras cada paso por la montaña, ya que tras coronar se enfilaba el pelotón en un prolongado y vertiginoso descenso, en el que unos pocos segundos cedidos arriba podían suponer la práctica eliminación inmediata.

El rey de la montaña fue con creces Ángel Lloret al rebasar en primera posición ambos pasos puntuables por el Premio de Montaña, bien arropado por sus compañeros de equipo de cara a cada uno de los ascensos.

Un desafortunado pinchazo parecía dejar sin opciones a Germán Mortes que ostentaba (y ostenta) el Maillot Verde de Líder Máster 40. Pero no, no con un Equipo como el suyo. Tanto por los corredores como por el coche de la propia formación, que en una excelente organización cambiaron fugazmente la rueda y con cabeza y sangre fría llevaron en volandas a Germán rumbo de nuevo al pelotón para que éste siga luciendo en Maillot de Líder M40.

El último ascenso al Puerto de Montaña fue duro, como era previsible, y la bajada cara a meta de infarto, rebasando los 70km/h al adentrarse en el casco urbano de Benidorm, con una cabeza de carrera reducida en número de corredores y a un kilómetro de meta. Un despiste de la organización, que mandó a un grupo de ciclistas por la derecha y a otro por la izquierda, deslució un final apasionante.

Durante la prueba hubo que lamentar las dos caídas que sufrieron David Fajardo, que con un fuerte golpe en la rodilla no ha logró terminar, y Vicente Morcillo, que también sufrió una desafortunada caída sin poder tampoco finalizar la prueba.

En la meta el vencedor fue Álvaro Arenas, siguiendo de líder de la Volta Ciclista a la Marina el corredor Pedro José López, del equipo Uniformes Murcia.

Artículos Relacionados

Comentarios en "Ángel Lloret y Germán Mortes, del equipo Vito-Mortesbike, conservan sus maillots de montaña y M40"

*

32.310
3.753

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.