Dénia.com
Buscador

Los diez lugares más terroríficos de Dénia

29 de octubre de 2016 - 03:00

Durante una de las celebraciones más tenebrosas del año, hemos recorrido algunos rincones de la ciudad de Dénia en busca de los lugares más terroríficos que existen actualmente a nuestro alrededor. Bien por su estado ruinoso o de abandono, bien por historias que esconden, estos son los diez lugares más terroríficos de Dénia. ¿Te atreves a visitarlos?

Fábrica del Portland

La Dénia más industrial se refleja en los restos de esta fábrica, que a mediados del S.XX (1956) comenzó a funcionar en la zona del Pinaret d'Elies. Fue la empresa CEMESA la encargada de su puesta en marcha, consiguiendo exportar más de 12.ooo toneladas de cemento desde el puerto de Dénia en el año 1964, superando la exportación de un producto tan autóctono como la pasa.

Tras años de exportación y duros trabajos en la fábrica, en el año 1971, la asociación Hermandad de Labradores denunció a la empresa por los perjuicios que causaba en los cultivos de alrededor y una sentencia obligó a cerrar la fábrica. Desde entonces, las instalaciones han quedado abandonadas, dejando en pie unos restos deteriorados de grandes torres que forman parte ya del paisaje industrial de Dénia.

Fábrica de Portland

Urbanización El Greco

Desafiantes, en lo alto de la Lloma del Castanyar, se alzan las ruinas de lo que iba a ser una gran urbanización en los años 80. El Greco nació con una pretensión que años después se vio truncada por la declaración de Parque Natural del Montgó, que obligó a revocar la licencia de construcción de esta mole de cemento. 111 viviendas que jamás fueron habitadas... o sí, porque los restos de vida allí son patentes a través de los grafitis en las paredes, que convierten a esta gran urbanización fantasma en un lugar misterioso más allá de la Torre del Gerro.

Entre sus paredes solo se deja escuchar el murmullo del viento y el de un mar Mediterráneo que desde lejos ejerce de anfitrión de este laberinto de cemento que intenta fusionarse con el Parque Natural del Montgó sin lograr pasar desapercibido.

Urbanización El Greco

Casa de Torrecremada

En el S.XIX, lo que hoy adolece de todo tipo de cuidado y mantenimiento fue una importante residencia de la alta burguesía dianense. La casa de Torrecremada formaba parte de una gran finca que el ayuntamiento de Dénia adquirió en los años 80, bajo el mandato de Jaime Sendra. Aunque la intención inicial fue convertir toda la finca en un pulmón para la ciudad, con el tiempo sus terrenos se repartieron entre el Palacio de Justicia, el actual edificio de Hacienda y el gran parking que lleva su nombre.

También hay un parque, más pequeño de lo que se preveía pero que ha conseguido dotar a la ciudad de una zona verde. Pero la casa ya es otra historia: pintadas, suciedad, barandillas rotas y un estado lamentable hacen de este lugar un rincón lleno de miedo y misterio. Las últimas informaciones apuntan a que su rehabilitación como espacio cultural y social está más cerca, pero hasta entonces, los restos de lo que fue un pequeño palacete burgués esperan, cayéndose a pedazos, a una actuación de las autoridades.

Casa de Torrecremada

Casa de la Marquesa de Valero de Palma

Situada en el casco antiguo de la ciudad, en la calle Cavallers, la Casa de la Marquesa de Valero de Palma ha sido vivienda en época árabe, pero también palacete, escuela, hospital y sede del Conservatorio de Música Tenor Cortis de Dénia.

Muchas son las energías que han pasado entre esas paredes, y algunas de ellas aún perduran. Hace unos años, unos investigadores accedieron al interior de la casa durante la noche, y el resultado fue la grabación de unas psicofonías en las que se puede escuchar claramente "Iros de Aquí" hasta tres veces. Profesionales del sonido afirmaron al analizar la grabación que no se trataba de un sonido humano...

Casa de la Marquesa Valero de Palma

Antiguo Hospital

Aunque originariamente pertenecía al Ayuntamiento de Dénia, un alcalde decidió permutar este edificio con el terreno existente entre la Iglesia de la Asunción y el edificio para construir en esa zona un aparcamiento para los funcionarios. Desde entonces, esta construcción pasó a ser propiedad de la iglesia y ha albergado un hospital y actualmente las clases de catequesis y confirmación, así como la sede de los Juniors de la misma.

A pesar de que los jardines están muy cuidados ahora, gracias a un acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y la iglesia para su apertura al público, el halo de misterio que albergan sus históricas paredes convierte a esta construcción del centro de la ciudad en una de las más sobrecogedoras del término.

Antiguo Hospital de Dénia

Caldera del gas

Quizás pocos sepan que a finales del S.XIX Dénia fue ciudad pionera en la distribución del gas. En el año 1888 que Thomas Rosser, un ingeniero francés y un vecino de Dénia, Agustín Aranda Casau, consiguieron llevar a cabo el proyecto tras un primer intento fracasado años antes. En ese momento Dénia se convirtió en la cuarta ciudad del país, tras Madrid, Barcelona y Valencia, en tener un sistema de distribución de este tipo de energía.

Durante años, la caldera del gas nutrió a la ciudad de alumbrado público. Pero con la llegada de a Guerra Civil y por miedo a que pudiera utilizarse la instalación como una bomba, la caldera del gas dejó de tener uso. Desde entonces sus instalaciones están más y más abandonadas, a pesar de ser declarado Bien de Relevancia Local, y su mantenimiento y recuperación está ahora en manos de la administración local y los propietarios de la parcela.

Caldera del gas

Base Scout

Entre naves industriales, negocios y talleres aparece este construcción. Esta casa en pleno polígono industrial de Dénia llama la atención por lo diferente de su fisionomía. Cuando hay actos en sus alrededores tiene el encanto de una casa de campo, pero visitarla en una tarde lluviosa y solitaria pone lo pelos de punta.

Rodeada de pinos y con un interior descuidado y algo abandonado, esta casa acoge a los Scouts de Dénia y a otras asociaciones festivas que a lo largo del año, que gracias al ambiente que forman permiten dejar de lado el aspecto de película de miedo que emana la edificación.

Base Scout Dénia

Pinaret d'Elies

¿Quién no ha ido alguna vez a comer la mona en Pascua en plena naturaleza? El Pinaret d'Elies es uno de los lugares típicos para hacerlo en Dénia, y si bien es muy agradable en tardes soleadas y repleto de gente, cuando el sol baja o las nubes impiden que el sol pase entre la arboleda, el aspecto se torna realmente terrorífico. ¿Lo comprobamos?

Pinaret d'Elies

Carreró de la Moreria

Dicen los entendidos que es la calle más antigua de la ciudad de Dénia, restos de su historia morisca. Una calle estrecha, que transcurre paralela a las calles Loreto y Mayor en pleno barrio de Les Roques. El Carreró de la Morería rememora el pasado dianense, con un empedrado que mantiene su esencia pero también remite a la Dénia más misteriosa y embriagadora para quien se adentra en su recorrido.

Carreró de la Moreria

Cementerio de los ingleses

No podemos cerrar este listado sin uno de los lugares más sobrecogedores de la ciudad de Dénia, que escondido entre la maleza mira al Mediterráneo desde los alrededores de la Marineta Cassiana: el cementerio de los ingleses.

Cuenta la leyenda que en las noches de luna llena se oyen voces de marineros borrachos cantando, marineros que perdieron la vida en el naufragio de la Fragata La Guadalupe a finales del S.XVIII. Pero nada más lejos de la realidad, ya que la construcción de este camposanto se remonta a 1856, cuando el vicecónsul inglés en Dénia decide construir un cementerio para enterrar a sus compatriotas no católicos. Ese mismo año se enterró a la primera persona, y hasta 1913, año en el que se realizó el último enterramiento, se entierran en total a 14 personas.

Pero actualmente no existen cuerpos allí, ya que fueron repatriados o trasladados al cementerio municipal de Dénia por el miedo a la profanación tras la sustracción de las verjas que lo cercaban. Ahora, lo que fue el lugar de desanso de estos ingleses se ha convertido en un intento de zona verde con magníficas vistas que impresiona a quien lo visita por las energías que allí descansaron y que aún hoy pueden sentirse al pasear entre sus tumbas abiertas.

Cementerio de los ingleses Dénia

1 Comentario
  1. luisito J. dice:

    Que me quedo con la casa de la marquesa.


36.042
4.181
9.994
2.030
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.