La estampa de Dénia tras la lluvia: balcones caídos, calles anegadas y playas irreconocibles

Anoche Dénia volvió a sufrir las poco piadosas lluvias torrenciales cada vez más comunes en esta época del año. Se trata de trombas fuertes de poca duración pero que dejan imágenes desoladoras en la capital de la Marina Alta. En solo 10 minutos se recogieron 21,2 litros por metro cuadrado. Además, hay que sumar el fuerte temporal marítimo que ha acompañado a las precipitaciones desde la tarde de ayer.

Tras un paseo por Dénia descubrimos pronto las consecuencias de la tromba. En el cruce de la calle Diana con avenida Marquesado, la acera se encuentra acordonada por el desprendimiento de parte de un balcón de un cuarto piso, presumiblemente debido a las lluvias. Llama la atención los grandes bloques que han estallado en mil pedazos contra la acera.

El contorno de la costa, como era de esperar, no tiene nada que ver con el que encontrábamos ayer. La Marineta Casiana ahora cuenta con la mitad de arena y, nuevamente, la posidonia ha reclamado su lugar. Tarde, pues igual esta barrera natural habría evitado en gran medida esta situación. Además, la infraestructura del baño adaptado pelea por mantenerse a flote con el todavía rizado mar.

El caso de Les Bovetes y Les Brises no es más optimista. En la primera playa el agua se ha comido gran parte de la arena y ha dejado un manto de restos de posidonia entre los charcos que decoran la arena. En cuanto a Les Brises, volvió a suceder lo de siempre: el camino Assagador de Sant Pere se convierte en el improvisado canal de un río que desemboca en el entrador de la zona comercial, arrastrando toda la arena a su paso (silla de vigilancia de socorrista incluida).

En el tema de las vías próximas a la costa, como la carretera de Les Marines y las calles que abrazan al puerto y Marineta, se aprecian continuamente tramos anegados, cruces intransitables y mucha arena y barro. Algunas carreteras incluso han sido cortadas al tráfico, como es el caso del camino del Llavador y la avenida de Andalucía, por lo que el acceso al IES María Ibars resulta imposible.

Por otro lado, en lo que respecta al ferry encallado en la bocana, el cual se ha convertido en un improvisado punto de interés turístico, no se han lamentado grandes daños, resistiendo al fuerte temporal gracias a las medidas de seguridad que adoptaron. Esta mañana ya se han puesto manos a la obra con las labores para la retirada de vehículos de su interior.

Artículos Relacionados

Comentarios en "La estampa de Dénia tras la lluvia: balcones caídos, calles anegadas y playas irreconocibles"

1 Comentario

  1. Terry Stott :

    The storm water damage to Las Brises is not a new occurrence and will no doubt continue to happen after heavy rains. the question should be asked of the local authority, what are they going to do about it, will they implement major reconstruction work of the drainage system to help cope with future heavy rainfalls?

(Necesario)

33.565
3.890
6.551
1.610
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.