Dénia.com
Buscador

Dar a luz en tiempos de coronavirus: cómo fueron los partos en soledad

15 de abril de 2020 - 01:00

¿Cómo está afectando la alerta sanitaria al hecho de dar a luz? ¿En qué se está distinguiendo un parto en tiempos de normalidad de un parto que sucede ahora? La alerta por coronavirus en la Comunidad Valenciana supuso entre los días 3 y 7 de abril una restricción por la que las madres debían dar a luz sin acompañantes, medida que tan solo duró cuatro días por la rectificación de la Conselleria de Sanitat. Enfermeras de maternidad y matronas aportan su experiencia para entender mejor cómo se viven actualmente los nacimientos y cómo fueron estos partos en soledad.

"Había que parar una situación injusta y arbitraria"

Entre 7 y 9 mujeres de la Marina Alta dieron a luz en soledad en los cuatro días en los que no podía haber acompañante. Elena Ortega, matrona del Departamento de Salud de Dénia, explica que "El acompañamiento es crucial para el bienestar emocional y físico de la mujer, el parto es un momento que despierta miedos atávicos. Las mujeres se sintieron asustadas y fueron partos dramáticos".

Ortega fue la cabeza visible que promovió el cambio de una situación que consideraban arbitraria e injusta, pero este fue un sentimiento común de todas las compañeras: "Ha sido un triunfo de las mujeres, de la mano de las que somos sus aliadas".

"Cuando se dicta una norma hay que saber qué consecuencias tiene"

Laura Pacheco es enfermera en Maternidad en el Hospital de Dénia y presidenta del Grup Nodrissa, especializado en salud familiar. "Un parto durante la crisis sanitaria no debería distinguirse en nada de un parto en situación normal, por supuesto extremando las medidas de seguridad", explica Pacheco. Respecto a la rectificación de la Conselleria de Sanidad, en la que se permite que la madre esté acompañada, Laura Pacheco se pregunta "¿Cómo se les devuelve su experiencia a las mujeres que han dado a luz solas? Es muy grave. Cuando se dicta una norma hay que saber sus consecuencias. Las madres humanas siempre han parido en compañía de su gente."

Pacheco considera que hay muchos mecanismos para llevar a cabo un parto con medidas de seguridad pero sin perder el respeto a la familia: "Hubo hospitales en los que los equipos de Ginecología se pusieron de acuerdo y no se hizo, pero en este sí se cumplió." Pacheco también hace referencia a la normativa del Ministerio de Sanidad, que en ningún momento habla de separación del hijo ni de la pareja, aunque el acompañante siempre debe ser la misma persona y debe cumplir unas normas de seguridad, por eso no entienden "por qué la Conselleria hizo una normativa contraria a la del Ministerio".

Cuál es la situación actual

Cuando una mujer está apunto de dar a luz, se han hecho modificaciones en lo que respecta al ingreso en el hospital: según explica María Garreta, matrona de Xàbia que ejerce en Tavernes de la Valldigna, "Ahora para que una mujer ingrese hay que asegurar que está ya de parto y evitar así una estancia larga en el hospital. Antes del COVID-19, cuando la parturienta llegaba con contracciones o poca dilatación solía ingresar, ahora se recomienda estar en casa hasta última hora." Según explica Garreta, las actividades preparatorias al parto se han visto afectadas por el confinamiento, y en el postparto también hay cambios significativos: por ejemplo se ha aumentado el volumen de consultas por teléfono. Con respecto a las visitas del recién nacido también supone un cambio para las familias, y en cuanto a la vitamina D para el bebé, el no poder salir a pasear es un aspecto negativo, indica la matrona. "En este sentido podemos decir que el postparto se vive de una manera más dura", opina María Garreta.

En cuanto a más circunstancias que están sufriendo cambios, destaca que las altas están siendo precoces: en un parto normal, antes de esta crisis las mujeres y los bebés permanecían 48 horas en el hospital, ahora están 24 horas. Las madres con cesárea antes se quedaban en el hospital tres días, ahora están dos (siempre que no haya complicaciones). Según las matronas, las madres se están yendo a casa "un poco verdes", por eso ellas extienden su apoyo con una labor de visitas en casa si la madre reciente lo requiere. "La anestesia epidural se sigue poniendo, está garantizada", indica Elena Ortega para mayor tranquilidad.

Deja un comentario

    35.304
    4.087
    8.604
    1.940
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.