Amparo Escolano dona al Museo Arqueológico de Dénia una jarra del S. XII

El Museo Arqueológico de Dénia ha recibido recientemente una importante donación particular que enriquece los fondos de la exposición. Se trata de una jarra o contenedor cerámico de procedencia subacuática datada en el S. XII que ha sido donada por Amparo Escolano Cebrián.

Este singular hallazgo subacuático parece haber sido pescada en alta mar y, probablemente arrastrada por las redes de una barca. Y se considera singular porque en la costa valenciana contamos con muy pocos ejemplares de un contenedor anfórico los siglos XII-XIII, andalusí, proveniente de mar. Su prodigioso estado de conservación le ofrece una especial relevancia, dado que a puntos de anclaje como la Marineta Cassiana se producen hallazgos de pequeños fragmentos tipológicamente similares pero con un estado que sólo permite su reconocimiento y poco más.

Según informe de José A. Gisbert, director del Museo Arqueológico, es una jarra, o “tinaja” en la nomenclatura de sistematizaciones de la cerámica andalusí. Borde recta sin engrosamiento, cuello cilíndrico y cuerpo piriforme. Dos asas de cinta o vera sobre el tercio superior del cuerpo. Base plana. Tiene una altura de 84 cm y un diámetro del borde de 19’5 cm.

Este tipo está bien presente en los registros cerámicos documentados en el arrabal de Daniya, en las excavaciones del Fortí, además de los hallazgos subacuáticas de la Marineta Cassiana y tiene el mismo aire que las producciones de época almohade de los alfares de la avenida Montgó / calle de Teulada.

A pesar de que no se puede vislumbrar su contenido, es cierto que con estos se comercializaron determinados productos alimenticios de los contornos de Madinat Daniya todo el Mediterráneo, en aquellos tiempos en que el trigo, las almendras, pasas e higos de Dénia eran estimadas en todo al-Andalus y el Magreb.

Amparo Escolano Cebrián

Doña Amparo Escolano Cebrián ya ha cumplido los noventa seis años. Vive en una casa espléndida en el corazón de la ciudad de València, rodeada de antigüedades que acreditan el esplendor de su familia en tiempos de la Renaixença, antes y después.

En el año 2000, un año después de la inauguración del Museo del Juguete de Dénia, legaba una de las piezas principales de la sala: un pupitre de niña, adornado con el cuerpo y rostro de “Betty Boop”, en madera recortada y pintada, de la fábrica de José Monllor Linares, de 1934.

Justo ahora, transmite a su familia y, en particular, a su sobrina Paloma Escolano Amat, el deseo de que una pieza arqueológica, que ha estado casi un siglo en su casa, durante décadas a la Ruta de Escolano y ahora, en Valencia, devolver a Dénia y el Museo Arqueológico.

Doña Amparo Escolano Cebrián es fruto de una estirpe de familias cultas y con influjo en el cap i casal, que tuvieron sus momentos más dorados durante la Renaixença. Es hija de Pascual Escolano Sabater, un médico bien acreditado, con orígenes en Real de Gandia. Su madre era hermana de dos estrellas de la Renaixença Valenciana: Luís Cebrián Mezquita, Cronista Oficial de la Ciudad de València y buen amigo de Roc Chabás, y Julio Cebrián, pintor y, en particular, retratista estimado de la época.

Artículos Relacionados

Comentarios en "Amparo Escolano dona al Museo Arqueológico de Dénia una jarra del S. XII"

*

27.070
3.372

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.